Carta 2: sube el tono

Si al cabo de unos días, una semana a lo sumo, no hemos recibido respuesta es el momento de enviar una segunda carta más apremiante, donde hagamos referencia a la carta anterior y donde fijemos un plazo para el pago. Podría redactarse más o menos así:

Además se le comunica que, como avanzábamos en el escrito anterior, hemos procedido a aplicar la primera normativa que nos acoge, que nos permite incrementar intereses de demora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si hay varias personas en el departamento de cobro, conviene ir subiendo la categoría de quien firma la carta a fin de hacer ver la urgencia y gravedad de la carta.

Como podemos apreciar, en esta segunda carta el tono es ya más formal. Se alude a la comunicación previa y se les apremia a realizar el pago en un plazo determinado. Si la comunicación se realiza por correo electrónico, en el Asunto pondremos: Incidencia en el cobro. Al ser una primera comunicación, no podemos presuponer que estamos ante un impago o ante un retraso intencionado. Así que para evitar susceptibilidades, apelaremos al al término neutro de “incidencias”.

Descarga aquí la carta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo