Caso real: Tecsidel

“Tiene sentido hacer accionistas–socios de la empresa a tus directivos de primero y de segundo nivel”, apunta Ramón?Recio, co-fundador de la ingeniería de telecomunicaciones Tecsidel. Recio sabe de lo que habla. Ahora mismo, sólo nueve de los 90 empleados de Tecsidel son accionistas del negocio, pero llegaron a ser 50 socios. “Comenzamos con el boom de las stock options, cuando se pensaba que eran la panacea. Pero esto ha ido cambiando.

Lo hicimos más amplio. Lo que ha ocurrido es que muchos de los empleados se han ido de la empresa, y la participación se ha ido diluyendo. No hemos tenido más remedio que cambiar la idea inicial”. ¿La lección? ”Hemos visto que únicamente tiene sentido hacer accionistas-socios de la empresa a los directivos de primer y segundo nivel. Si no, se diluye el efecto”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo