El precio del petróleo

Desde que en enero el IPC comenzó a caer por debajo del 1% (en marzo se situó en el -0,1%), se han desempolvado todo tipo de miedos, entre ellos el temor a la deflación. Sin embargo, a nadie se le ha ocurrido preguntar: ¿No será positivo para la economía española que baje la inflación? Resulta que sí: le hace, a la fuerza, más competitiva.

image
Fuente: Analistas Financieros Internacionales (AFI)

“La caída del IPC está vinculada al efecto del petróleo. Ahora bien, lo relevante no es la evolución de precio de un mes a otro, sino respecto al mismo mes del año anterior. De esta forma, aunque el barril suba, mientras no alcance la cota de un año antes, la inflación general caerá”, explica Valentí Pich, presidente del Consejo General de Economistas. Además, el precio del petróleo no repercute en la inflación subyacente. Y para hablar de deflación, también tendría que haber una caída fuerte de la inflación subyacente... y no se prevé una situación así.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión