¡Voy a venderlo todo!

​¡Esto sí que es motivar a la fuerza de venta! En esta escena de la película El año de la garrapata se hace una parodia de las técnicas para incentivar la venta utilizadas por algunas empresas. El jefe de ventas, al grito de ¡Voy a venderlo todo!, transmite a su equipo la ambición comercial de venderlo todo. Y todos se dejan contagiar y llevar por esta curiosa terapia. No tiene desperdicio. Está a medio camino entre el Sargento de hierro y Braveheart. Pero ¿están exagerando?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Habilidades