Otras formas de venta

Según el producto que desees comercializar, tienes otras posibilidades de distribución que encajen con tu producto.

Mediadores
Algunos productos específicos tienen sus propios canales de distribución. Un ejemplo son los seguros, que se comercializan a través de mediadores (agentes y corredores), banca, venta telefónica y comercio electrónico.

Venta por catálogo
New World es el ejemplo de cómo una empresa familiar, nacida en Granada hace 18 años, evoluciona hasta extenderse a otros países gracias a la venta por catálogo. En sus inicios, comenzó con el montaje y distribución de bisutería en ámbitos locales, pero pronto elaboró un catálogo y comenzaron a vender por todo el país. Ahora, editan dos catálogos permanentes al año con más de 20.000 referencias en artículos de oro, relojes, joyería, plata y otros complementos. Para José Luis Fernández, director general adjunto, la ventaja de este canal es “la rápida expansión geográfica y número ilimitado de clientes”.

Vending
Una de las últimas opciones que te quedan es vender tu producto a través de máquinas de venta automática, adecuadas cuando lo que ofreces al mercado son productos como bebidas o snacks, aunque cada vez más productos caen seducidos a las rejas de las máquinas. Algunas de sus ventajas son su amplísimo horario de venta (24 horas) y la ubicación (las máquinas pueden colocarse en los lugares más accesibles a los consumidores). Eso sí, lo habitual es que sean productos con precios bajos, pues de lo contrario su uso sería demasiado complejo (harían falta muchas monedas para adquiri un producto). ¿Los principales inconvenientes? Riesgos de robo y vandalismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo