La web 4.0

­­­Más allá de la Web 3.0 entramos en el terreno de las predicciones. De todas ellas, las más destacadas y acertadas han sido y siguen siendo las del cibergurú Raymond Kurzweil. Este inventor, empresario y científico especializado en ciencias de la computación e inteligencia artificial, está considerado por muchos el Nostradamus de las nuevas tecnologías. Suyas son predicciones como la que apareció en su primer libro L a era de las máquinas inteligentes, publicado en 1990. En él indicaba que en 1998 un ordenador derrotaría a los mejores jugadores de ajedrez. Kurzweil sólo se equivocó por un año. En 1997 el campeón mundial Gary Kasparov caía derrotado por el ordenador de IBM, Deep Blue.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Nueve años después de su primer libro, Kurzweil escribió La era de las máquinas espirituales, en el que realiza predicciones para 2009, 2019, 2029, 2049 y 2099. No deja de sorprender el acierto de sus predicciones para 2009. Para el año que estamos a punto de despedir, Kurzweil anticipó tecnologías y usos que hoy son habituales. Por ejemplo, el crecimiento de los accesos Wifi (inalámbricos), el boom de la tecnología peer to peer para compartir archivos y el uso de Internet como principal medio para acceder a periódicos, revistas, películas o música. Así ve Raymond Kurzweill el Internet más futurista, que sitúa más allá del 2029:

  • Uso de gafas especiales en las que se superpondría a la realidad física una capa de realidad virtual.
    • Podremos dialogar de forma natural y on line con una agente virtual inteligente. A través de él se podrán realizar operaciones bancarias o de comercio electrónico.
      • Será un Internet al que se accederá por medios de un “dispositivo, delgado, ligero, portátil y con muy alta resolución”. (Kurzweill aquí apunta al dispositivo Todo en Uno, que desde hace años busca la industria de las nuevas tecnologías) Un Internet que unido a dispositivos táctiles ofrecerá una realidad sensorial completa y permitirá experiencias casi reales de sexo virtual gracias al 3D.
        • Que estará integrado en los vehículos.
          • En el que existirán implantes neuronales con acceso directo a la Red que mejorarán “las funciones cerebrales superiores como la memoria, la velocidad de aprendizaje y la inteligencia en general”.
            • Ya en ese umbral (2029) los ordenadores tendrán la potencia de proceso equivalente a la de un cerebro humano (unos 10^16 cálculos por segundo). Alguna de estas predicciones se han llevado al cine en películas como Jhonny Mnemonic (1995) (implante neuronal) o Matrix (implante neuronal y realidad virtual que sustituye a la realidad).
              Publicidad - Sigue leyendo debajo
              Más de Tecnología