Los grandes aprietan con la innovación

Con la negativa de los bancos a renovar sus líneas de crédito, el retraso en el pago de grandes clientes, la cancelación de un contrato millonario en el último momento y otras muchas dificultades, la empresa Imagital, fundada por Daniel Mas, ha tenido que adoptar la estrategia del camaleón para mantenerse en el mercado. Cambio de sede desde Almería a Madrid (donde hay mayores oportunidades para atraer nuevos clientes y nuevos fondos) y reducción de la estructura de la empresa sin renunciar a su apuesta por el I+D. “Somos una empresa pequeña y con buenas ideas, con I+D y con pocos costes fijos. Con la crisis se han caído algunas grandes, que tenían estructuras muy costosas y ahora nosotros queremos aprovechar ese hueco”.

Mas tiene claro que buena parte de su fortaleza radica en en que abarcan todos los ámbitos de la imagen y el ocio: producción de cine, realización de documentales, software en 3D, etc.

UNA PYME TODOTERRENO

“Esto es una gran ventaja. Los clientes lo que quieren es economía de guerrilla. No tenemos presión de gastos fijos y podemos recomendarles lo que mejor les va. Así conseguimos un alto grado de confianza en nosotros y clientes mucho más fieles”.

SU CONSEJO: “Los emprendedores debemos adquirir en nuestras empresas una estructura lo más flexible posible, pero compuesta con ilusión de crecer. Tenemos que aprovechar nuestra agilidad y no dejar de adquirir conocimientos e investigar”

Publicidad - Sigue leyendo debajo