Ciberimprentas

Servicio on line, 24 horas al día, diseños personalizados, entregas rápidas, sin intermediarios y un ahorro que puede alcanzar en algunos documentos hasta el 80%. Es la ‘web to print’ o impresión bajo demanda a través de la Red. En un mercado que moverá 10.500 millones en 2010, las imprentas virtuales empiezan a ser una realidad comercial.

El ahorro de tiempo y dinero es una premisa que siguen muchas empresas a la hora de contratar los servicios necesarios para su actividad diaria. No es diferente respecto a la impresión de documentos, albaranes, tarjetas de visita, flyers y demás elementos que hacen que una compañía se distinga de las demás, tanto en sus procesos de márketing, como en el concepto de imagen corporativa y en el desarrollo del trabajo de oficina.

Las nuevas tecnologías y la evolución continua de Internet permiten llevar a cabo todo tipo de trabajos relacionados con la impresión de documentos a través de una web. Desde hace varios años, existe en la Red un gran número de imprentas que ofrecen sus servicios a distancia. Algunas con mejores medios y formas de trabajar que otras, pero lo importante es que, en el momento en el que una empresa se decida a realizar sus trabajos de impresión a través de Internet, encontrará una nutrida oferta.

Sin moverse de la oficina
Pero, exactamente ¿qué significa el término web to print? Pues bien, no es más que ordenar los trabajos de impresión de una empresa a través de Internet. Desde su diseño, hasta la realización de preimpresiones y el encargo definitivo que se realizará en la tradicional imprenta off set.

La diferencia con el método tradicional es que el usuario puede llevar a cabo todo este proceso desde cualquier ordenador, sin necesidad de acudir a ningún intermediario.

Hoy por hoy se trata de un concepto aún desconocido por muchos profesionales de la impresión. De hecho, según Ralf Scholzer, director asociado de estudios sobre impresión bajo demanda de InfoTrends, “el crecimiento previsto de 10.500 millones de euros del mercado de impresión por medio de sistemas web to print en 2010 ilustra su potencial. Este mercado está en una fase inicial; muchas soluciones web to print están todavía infrautilizadas y carentes de aplicación”.

El estudio realizado por InfoTrens concluye que se pueden encontrar muchos beneficios al automatizar el proceso de envío de trabajos de impresión, disminuyendo los obstáculos de acceso para los clientes y ofreciendo servicios de valor añadido como seguimiento del trabajo, prueba remota, aplicaciones de base de datos y más.

En cuanto a los servicios y productos que se suelen imprimir con mayor frecuencia, destacan materiales de márketing, seguidos de documentación de oficina (69%), catálogos (56%), publicidad directa (50%) y manuales (35%). En este sentido, se espera un aumento del volumen de trabajo del 264% para el 2010.

Objetivo: reducir costes
Al tratarse de un emplazamiento virtual y carecer de sede física, normalmente, los precios de las web to print suelen ser más bajos que los de las imprentas normales.

“A través de www.imprimaonline.com pueden obtenerse ahorros de hasta el 80% en la impresión de flyers, dípticos, trípticos, catálogos y revistas. No obstante, nuestro ahorro medio frente a cualquier imprenta tradicional suele situarse entre el 25% y el 40% más baratos”, afirma Pedro Neira, gerente de Imprimaonline.com. Ahora bien, es preciso permanecer atento a los gastos de envío y calcularlos junto al presupuesto ofrecido por la imprenta web, para poder realizar una comparación real de precios.

Otra ventaja es la posibilidad de realizar el propio diseño del material a imprimir o contar con el soporte y asesoramiento on line de un especialista a lo largo de todo el proceso.

Merece la pena destacar el ahorro de tiempo y dinero que supone el envío del material original a través de Internet, ya que se evita contratar una empresa de mensajería para enviar los documentos en CD-ROM. Además, una vez enviados, no existen posibilidades de rectificación. “El servicio web to print no sólo permite ahorrar los costes de traslados hacia el local, sino gestionar de manera más ordenada las solicitudes”, señala Ricardo Suárez Caballero, coordinador general de Serviweb.es.

Trabajos a medida
Algunas de estas imprentas virtuales ofrecen servicios de encuadernación, con lo que se ahorra la contratación de terceros. También cabe subrayar algunos servicios de valor añadido, en los que, si se ejecutan tareas con carácter repetitivo, se pueden reducir todavía más los plazos de entrega y facilitar la tramitación de los documentos. Basta con automatizar el proceso de compra en base al primer diseño solicitado (es muy frecuente en tarjetas de visita, sobres y papel de carta de empresa).

En el mercado existen varios tipos de empresas web to print. Las hay que imprimen a nivel profesional cualquier tipo de encargo, sin importar el volumen o el modo de impresión –incluidos los libros–, a los que se sumaría también el proceso de encuadernación.

Este tipo de empresas no suelen disponer de la opción de personalizar el diseño de la web. Otras, sí ofrecen esta posibilidad a través de plantillas y combinaciones de elementos, que pueden ser utilizados a la hora de configurar documentos de márketing (como trípticos o tarjetas de visita). Y todo a golpe de clic.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión