Cómo crear una newsletter para aumentar tu imagen y tus ventas

Si quieres sacarle provecho sin que se convierta en un mero soporte publicitario, debes guiarte por unas cuantas reglas y técnicas.

Los boletines que buscan mejorar el prestigio de marca deberán hacer hincapié en una serie de acciones enfocadas a la creación de una comunidad de seguidores: gente que le ayude a ir posicionando el boletín como un medio de referencia... Los consejos son:

Ofrece contenidos de calidad, y no sólo consejos comerciales camuflados bajo una redacción periodística. Se trata de incluir noticias del sector: eventos, galardones, datos de la evolución de la actividad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Crea secciones fijas. Como proyecto de largo plazo, tu boletín ha de tener una línea editorial. Y eso implica contar con secciones que lo hagan reconocible ante el público. En esa newsletter ideal, las noticias deberían convivir con entrevistas y reportajes que analicen algún aspecto del negocio, y que incluyan puntos de vista diferentes (que no hable sólo el CEO de tu empresa). Es interesante que abras el boletín a los comentarios de los lectores. Incluye foros de opinión, al menos en los bloques-noticias más interesantes. Si sabes fidelizarlos, en un futuro se convertirán en buenos prescriptores.

Incorpora blogs. Mención aparte merece la cada vez más frecuente presencia de blogs de opinión como una parte de las newsletters. Se trata de una práctica interesante si los testimonios de esas personas son relevantes en el sector sobre el que escriben. En ese caso, tu boletín puede convertirse en un lugar de discusión que da prestigio a la marca que lo patrocina. Por el contrario, si los únicos que opináis sois tú y cuatro amiguetes, la cosa puede resultar algo narcisista.
Evita el autohalago. En esta misma línea, dentro de una newsletter debemos evitar los elogios hacia nosotros mismos, salvo que éstos hayan sido hechos por terceros, como, por ejemplo, si hemos sido galardonados con algún premio o mención honorífica.

Dale a la newsletter una redacción profesional. Un boletín mal escrito ofrece una imagen pésima de la empresa (no digamos si está lleno de faltas de ortografía). Para el lector, la sensación de chapuza puede hacerse fácilmente extensiva a toda la actividad que le llegue bajo esa marca. Debes presentar las noticias con unos titulares capaces de enganchar al lector al tiempo que describan claramente el tema a tratar (por ejemplo, puedes despertar su curiosidad sobre el contenido con alguna pregunta que encuentre respuesta en el texto). Evita los eslóganes publicitarios. Si ves que no tienes la capacidad o los conocimientos suficientes, echa mano de proveedores externos: periodistas especializados que te ayuden en la confección del boletín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para aumentar ventas

Estaría justificado que centrases la información en tu propia marca y oferta, en vez de recoger la actualidad del sector. Aunque este tipo de newsletter-catálogo es algo cotidiano, los expertos suelen desaconsejar el enfoque comercial directo. A pesar de reconocer que un boletín puede ser una herramienta de ventas más poderosa que la web, si el usuario percibe que lo que le estás enviando es una publicidad, tienes muchas posibilidades de que tu correo acabe borrado. Para evitarlo, hay fórmulas que te pueden ayudar:

Incluye información de interés práctico. Pongamos que vendes un servicio para la promoción de páginas web en buscadores. En ese caso, dentro del boletín que envíes puedes dar al usuario una serie de información que le enseñe cómo impulsar su web pero, al tiempo, aprovechas para recomendarle tus servicios, e indicarle de qué forma vas tú a poder ayudarle más.

Ofrece regalos. Otro recurso-reclamo consiste en dar un regalo o promoción. “Si quieres vender un libro, ofrece gratis a tus lectores el capítulo de introducción u otra información que le convenza de que puede ser interesante comprar la obra completa.

Juega con la expectación y la intriga. este tipo de estrategias suelen funcionar bien cuando los contenidos del boletín se centran en el terreno del ocio y las aficiones: cine, música, videojuegos, gadgets tecnológicos... En todos estos campos, el lanzamiento de un producto determinado despierta gran interés entre los fans.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Marketing