Emprender por oportunidad

Entre ese 80% de emprendedores que han montado un negocio por oportunidad se encuentran Yago Pazos (29 años) y Marcos Cerqueiro (36 años). Tenían vocación ya antes de la crisis y es ahora cuando han conseguido sacar adelante su idea: el restaurante Abastos Dous Punto Cero, un negocio creado en el mercado de abastos de Santiago y que ha llevado por primera vez la alta cocina a un mercado de esas características.

EL I+D DE LA NECESIDAD

“El negocio que hemos creado no es un bar ni un restaurante ni un café al uso. Es un espacio gastronómico de cocina en miniatura, que elaboramos a partir de lo que encontramos en el mercado”, explica Yago Pazos.

En realidad, la idea de crear alta cocina utilizando exclusivamente los productos del propio mercado surgió por pura necesidad. Como no tenían espacio para neveras ni para almacén, vieron que había una oportunidad creando sus platos con productos frescos del día. Y para redondear el atractivo de su oferta decidieron que todo lo que se sirva en su mesa sea cien por cien gallego.

El restaurante funciona como cualquier otro local durante el día, pero por la noche se convierte en un lugar muy exclusivo, cerrado a cal y canto excepto para sus clientes.

LA PESADILLA DE LA FINANCIACIÓN

Pazos asegura que crear el negocio en plena crisis no ha supuesto ningún problema (el restaurante está funcionando a pleno rendimiento), salvo por la dificultad para encontrar financiación. “Fuimos a una Sociedad de Garantía Recíproca, pero nos pedían avales. La persona que nos iba a avalar nos pedía avales, es un poco absurdo. Teníamos 3.000 euros cada uno y el proyecto exigía una inversión de 130.000. Unos 10 bancos nos cerraron las puertas. La idea les parecía estupenda, pero no había crédito. Al final conseguimos la financiación con una garantía de aval nominal gracias a que el director de la oficina era un conocido”, explica Yago Pazos.

Este emprendedor de apenas 29 años asegura que los números al principio se complicaron muchísimo, pero al final la parte de hacer realidad el negocio es “lo más bonito. Creemos mucho en nuestro proyecto. El inicio ha sido duro, pero es rentable”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión