Speed marketing

Audacia, sorpresa, creatividad, adelantarse a la competencia... Los ingredientes del marketing en estos primeros años del siglo XXI son estos y muchos más. Sin embargo, hay una clave que destaca por encima de todas: ¡la rapidez!, que se desarrolla con detalle en el libro Speed Marketing.

Un empresario lento es un empresario muerto. Quienes adopten una estrategia de conservadurismo, de seguir haciendo lo de siempre y el que piensa que hay que dejar las cosas como están (¡total, siempre se ha hecho así, y hasta ahora no nos ha ido mal!), tienen los días contados. Como los dinosaurios, dentro de poco el único rastro que quedará de ellos yacerá para siempre en las hemerotecas de la prensa económica. Y poco más. Sus empresas habrán sido flor de un día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Esta es la teoría que desarrolla el libro Speed Marketing (Editorial Planeta Empresa), escrito por el subdirector de Emprendedores, Fernando Montero. ¿Y de dónde sale esta idea? Pues ni más ni menos que de las opiniones y las experiencias de los grandes emprendedores españoles del momento. Unos jóvenes empresarios que nos han dejado a todos con la boca abierta por su creatividad, su audacia y por haber desarrollado imaginativas acciones que han demostrado una notable eficacia. ¿Y cuáles son los ingredientes y las características comunes que definen a las técnicas de Speed Marketing? Estos son sólo algunas de ellas:

BUENOS TIEMPOS PARA LOS NUEVOS PIONEROS

Su incansable búsqueda de oportunidades lleva a los emprendedores audaces, a menudo, a convertirse en los pioneros que descubren nuevos mercados. Al principio suelen tratarse de pequeños nichos, pero con el tiempo pueden llegar a adquirir una gran dimensión. Tener vocación de pionero es una cualidad común a muchos emprendedores de éxito. Una cualidad que tiene estas dos características:

Astucia. La escasez de recursos puede ser compensada por una gran dosis de intrepidez. Adoptan soluciones creativas y heterodoxas impensables en la gran empresa.

Suelen ser grandes conocedores de su sector. Pero, además, son muy permeables a la hora de introducir innovaciones que sorprenden al mercado.

Un buen ejemplo del empresario con perfil pionero es el multiemprendedor Javier Pérez Dolset, fundador y presidente de Grupo Zed. Pérez Dolset es el arquitecto que ha edificado una importante multinacional española que comercializa productos y servicios de entretenimiento y de comunidad para dispositivos móviles e Internet. “No sé si soy un adelantado a mi tiempo pero siempre hemos ido por delante de los demás... Se suele decir que a los pioneros se los ‘comen los indios’, pero también son los que descubren los nuevos territorios y los grandes tesoros”, afirma Pérez Dolset.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Marketing