Lo bueno, si breve...

Estos equipos pesan, cuestan y ocupan la mitad que un portátil. Por eso se han convertido en una buena alternativa a la hora de trabajar en movilidad. Sin embargo, son menos potentes y el tamaño reducido de su teclado y pantalla resultan incómodos para ser utilizados como ordenador principal. ¿En qué casos conviene usar un netbook?

EN 2009 SE DUPLICARON LAS VENTAS DE NETBOOKS

Las prestaciones, dimensiones, peso y precio de un netbook son, aproximadamente, la mitad que las de un portátil convencional. “Conviene no olvidar que el modelo ideal de uso de estos dispositivos es como complemento de un ordenador de sobremesa o portátil, pero no sustituyéndolos”, señala Guillermo Echeverría, jefe de producto de portátiles de Samsun

NETBOOK VS. PORTÁTIL

Las prestaciones, dimensiones, peso y precio de un netbook son, aproximadamente, la mitad que las de un portátil convencional. “Conviene no olvidar que el modelo ideal de uso de estos dispositivos es como complemento de un ordenador de sobremesa o portátil, pero no sustituyéndolos”, señala Guillermo Echeverría, jefe de producto de portátiles de Samsung,

NETBOOK

Hasta 10,1”

Hasta 1,25 kg.

Windows xp Home o Windows 7

Entre 160 y 250GB

1GB

1,6GHz

Desde 199 euro

PORTATIL

Hasta 15,6”

Hasta 2,8 kg.

Windows Vista o Windows 7

Entre 250 y 500GB

Entre 2 y 4GB

Hasta 2,2GHz

Desde 399 euros

Hace cinco años Nicholas Negroponte, fundador y director del Massachusetts Institute of Technology, impulsó el proyecto OLPC (One Laptop Per Child o un portátil para cada niño). Esta iniciativa solidaria pretendía repartir ordenadores low cost (su precio rondaba los 100 dólares) en países subdesarrollados para acabar con la brecha digital. La idea se fue retrasando por diversos motivos, pero los fabricantes vieron en ella una oportunidad de negocio en el primer mundo. De este modo surgieron los netbooks, unos equipos de dimensiones, prestaciones y precios más reducidos que los portátiles que son una buena alternativa para utilizarlos en situaciones de movilidad y como segundo ordenador.

CONVIENE QUE LA BATERÍA SEA DE SEIS CELDAS

Partiendo de la base de que un netbook no reemplaza a un portátil convencional, sino que lo complementa, la configuración mínima con la que debe contar un ultraportátil para un uso profesional incluye “un procesador Intel Atom N450, que ofrece más potencia que su predecesor, y la batería conviene que sea de 6 celdas y así disponer de mayor autonomía”, recomienda Guillermo Echeverría, jefe de producto de portátiles de Samsung. Además, este experto añade: “Es recomendable que cuente con un conector VGA para poder realizar presentaciones con un proyector de vídeo y la tecnología de conectividad inalámbrica debe ser compatible con el estándar WiFi N para disfrutar de una alta velocidad de navegación en Internet”.

DISTINTOS PATRONES DE USO

Conviene tener en cuenta que “el patrón de uso de netbooks es diferente al de los portátiles convencionales”, tal y como advierte Javier Galiana, director de la división de consumo de Intel Corporation para España y Portugal. Se emplean, sobre todo, “para tener conexión a Internet desde cualquier parte”, apunta Pablo Borja, product manager del departamento de compras de ordenadores de The Phone House.

Galiana advierte que “la potencia de un netbook no ofrece el rendimiento necesario para ejecutar varias aplicaciones simultáneamente. Con estos equipos podemos acceder y consumir contenidos digitales, pero para ver películas o trabajar en hojas de cálculo, por ejemplo, la pantalla y el teclado se quedan pequeños”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tecnología