SGR, tu aliado financiero

Las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) actúan como avalistas frente a las entidades financieras • Con ellas las microempresas y las pymes mejoran su capacidad de negociación y condiciones financieras en operaciones de préstamos, crédito o leasing.

image
Entre 2004 y 2009 se han incorporado a las SGR unas 26.200 empresas (socios partícipes) hasta alcanzar un total de 100.987, según datos de patronal la Cesgar.

Comprar un local, maquinaria, equipos, mobiliario, coches de flota, o simplemente para financiar el circulante y poder atender las necesidades de tesorería... Si tu empresa tiene problemas de acceso a financiación, las Sociedades de Garantías Reciprocas son tu aliado.

¿Por qué una SGR?

Gracias a ellas se puede obtener acceso a financiación con tipos de interés menores al resto del mercado, en plazos de financiación más largos, hasta el 100% de la inversión, y sin aportar garantías reales. Además, la mayoría tiene actuación regional y carácter multisectorial.

Lo que hacen por ti

Los servicios que ofrecen van desde el más conocido de ofrecer garantías y avales para la obtención de préstamos y créditos a la negociación de líneas financieras pasando por la canalización y tramitación de subvenciones, información y asesoramiento, y formación financiera.

Tipo de operaciones

Ofrecen avales financieros para operaciones de préstamos de inversión y de circulante, refinanciación, créditos, leasing, póliza de crédito y descuento comercial. También avales técnicos o fianzas que prestan las empresas para garantizar sus obligaciones frente a terceros (concursos, contratos de suministros...) o para el aplazamiento de pago ante la administración, aplazamiento de pago garantizado, aval de permuta...

Sí, quiero

Para poder acceder a los servicios de las SGR, dado su carácter mutual, es necesario adquirir la condición de socio, es decir tienes que adquirir una cuota de capital que te reembolsarán una vez finalice la operación solicitada.

Estructura societaria

Una Sociedad de Garantía Recíproca está formada por socios protectores y socios partícipes. Entre los primeros se encuentran las instituciones que participan en el capital de la SGR (Cámaras de Comercio, CC AA, bancos, cajas, asociaciones de empresarios, empresas privadas). Por cierto, los socios protectores no tienen derecho a solicitar las garantías de la SGR y sus votos tampoco pueden representar más del 50% del total. Los socios partícipes son las empresas que acuden en busca de préstamos avalados por las SGR.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Finanzas