El poder de los elogios para gestionar equipos de trabajo

“Si queremos que cambie el comportamiento de alguien a mejor, entonces es más probable que los elogios funcionen de manera más favorable que la crítica”.

Ésta es una opinión incluida en el libro The mindgym. Pon tu mente a trabajar (mr ediciones), que ofrece cuatro razones más por las que deberías ensalzar a los demás más a menudo:

Funciona.

Está comprobado que hay una correlación muy fuerte en el hecho de decirle a una persona que ha hecho algo bien y que vuelva a repetir su comportamiento. Y aún más: decirle lo que no tiene que hacer provoca toda clase de consecuencias impredecibles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La ausencia hace al corazón flaquear.

Hay personas que tienen la suficiente confianza en sí mismas como para saber cuándo han hecho algo bien sin necesidad de que alguien se lo diga. El resto de los mortales necesitamos que nos guíen sobre lo bien o mal que hacemos las cosas.

El amor flota en el ambiente.

Un entorno en el que las personas se felicitan unas a otras es, normalmente, apropiado tanto para vivir como para trabajar.

Da y recibirás.

Una de las ventajas es que tienes más posibilidades de agradar a los demás; solemos pensar bien de aquellos que son positivos con los demás e incluso más si aprecian nuestros puntos fuertes.

Y, además, la alabanza es contagiosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Habilidades