Entra a vender

¿Piensas en abrir una tienda on line, pero no puedes ocuparte de la programación, los servidores y los problemas técnicos? Los proveedores de servicios de Internet ofrecen paquetes llave en mano que incluyen la creación y el mantenimiento de la webshop, para que puedas centrarte en tu negocio.

No hace falta saber programar ni tener un servidor en la oficina: por una cantidad mensual, que no suele ser muy alta, tienes tu tienda funcionando. Es el sentido de las llamadas tiendas paquetizadas o llave en mano, una opción cada vez más demandada para comenzar a vender en Internet sin grandes inversiones: ni de dinero ni de esfuerzo.
Para crear una tienda on line, “hace unos años, había que realizar costosos desarrollos a medida. Hoy en día, sin embargo, las dificultades técnicas o el elevado coste económico son sólo falsas impresiones. Gracias a las aplicaciones on line, el comercio electrónico está al alcance de cualquier pyme, micropyme o autónomo”, señala Alberto Calvo, director de Comunicación de Arsys, compañía de servicios de cloud computing, hosting (almacenamiento) estionado y soluciones de Internet.
El servicio consiste en la programación de una tienda a partir de unas plantillas prediseñadas, que incluyen, de serie, las utilidades imprescindibles para el comercio electrónico, como el catálogo de productos y el carrito de la compra. Además, el proveedor ofrece servicios o utilidades mejoradas contratando paquetes superiores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

TODO EN LA NUBE

La clave está en que la web que se crea es una aplicación cloud computing, es decir, se encuentra alojada en el servidor del proveedor de hosting, que se hace cargo del mantenimiento técnico. Pero el propietario es el único que tiene acceso a los datos de la tienda. Así, puede gestionar su negocio vía Internet: por ejemplo, hacer el seguimiento de los pedidos, actualizar el catálogo o gestionar los envíos. Con la ventaja de que estas soluciones “no requieren una inversión inicial en tecnología, pues incluyen ya toda la configuración técnica necesaria (como espacio web o transferencia), por lo que resulta un servicio muy ventajoso y completo para cualquier pyme”, señala Lola García desde el departamento de Comunicación de Piensa Solutions, empresa española especializada en registro de dominios y hosting.

BUENAS EXPERIENCIAS

El principal valor añadido para el emprendedor es que su negocio puede saltar del mundo presencial al virtual sin infraestructuras –ni siquiera software– en cuestión de minutos y sin ser experto. “El funcionamiento de estas aplicaciones es muy parecido a cualquier editor de textos, así que la misma persona que gestiona la tienda física puede actualizar la información fácilmente”, indica Calvo.

Norma Bustamante, responsable en España del proveedor de soluciones e-commerce Oxatis, destaca la función formativa de estas soluciones. “Nuestros clientes aprecian el hecho de que, con un coste moderado, es posible mantener una tienda y ser autónomo en el uso de la plataforma que la aloja. Uno de nuestros objetivos es proporcionarles las herramientas que requieren para su tienda, pero también ofrecerles autonomía para que, el día de mañana, sean expertos en comercio electrónico”, afirma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

PROFESIONAL Y LOW COST

La opción más barata para crear una tienda on line o webshop es desarrollarla uno mismo a partir de una plataforma e-commerce de código abierto, que resulta gratis. Son aplicaciones relativamente sencillas, pero para una persona que no sea experta, realmente puede suponerle una gran inversión en tiempo y esfuerzo.
La alternativa es recurrir a un especialista en programación. “Si contratamos a una empresa especializada, dispondremos de un proyecto a medida de nuestras necesidades, totalmente personalizado y bajo nuestra directa supervisión”, explica Joaquín Mouriz, director de Comunicación de la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI). Pero “eso eleva los costes y puede no ser necesario”, matiza. Los paquetes de webshop prediseñados unen “la comodidad de no necesitar casi ningún conocimiento técnico” y un “coste más económico inicialmente”, señala Mouriz. Sus utilidades quedan “limitadas a los paquetes existentes, pero hay que valorar las posibilidades en función de las necesidades”. Además del bajo coste y la profesionalidad, ofrecen otros valores añadidos:

Inmediatez. “Al partir de modelos estándar, se puede disponer de una tienda virtual con rapidez”: en el tiempo que se precise para elegir el diseño e incluir la información y las fotos, destaca Ricardo Bootello, profesor de la EOI.
Usabilidad. El diseño se basa en “plantillas que ya están desarrolladas y que, por regla general, se ajustarán casi en su totalidad a las necesidades de la pequeña tienda”. Todo fácil y sencillo.

POR PERSONALIZACIÓN

“Aunque hayamos realizado dos tiendas con las mismas plantillas, podemos lograr que no se parezcan. Se pueden personalizar objetos, colores, diseños y lo más importante, los contenidos”, afirma el experto de la EOI.

Escalabilidad. Estas aplicaciones ofrecen la posibilidad de mejorar las prestaciones en función de las necesidades del negocio. Algo esencial, ya que “si tenemos éxito, el traje se nos puede quedar pequeño”, puntualiza Joaquín Mouriz desde ANEI.

PAGO SEGURO

En muchos casos, el TPV virtual no viene incluido en los paquetes de tiendas básicas, por lo que hay que elegir versiones superiores o contratarlo como un extra. Tanto Joaquín Mouriz, de ANEI, como el profesor Bootello, de EOI, recomiendan tenerlo, aunque suponga un sobreprecio.

“Siempre hemos de pensar en nuestro negocio en la Red como si fuera una tienda a pie de calle. Si montamos una tienda de zapatos en una avenida, ¿negaremos al cliente la posibilidad de usar su tarjeta?”, plantea Mouriz.

Si el paquete que incluye el TPV es muy caro, otra posibilidad que tienes consiste en contratar uno básico y solicitar este servicio a otro proveedor. “Por ejemplo, mediante la web www.tpvirtual.es, que es muy recomendable de visitar para quienes quieran conocer la posibilidad de implantar una forma de pago segura en sus transacciones”, aconseja Bootello.
Además del TPV, también es interesante ofrecer a nuestros compradores como medios de pago “sistemas como PayPal, que están universalmente aceptados y su uso es creciente”, añade el portavoz de ANEI.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tecnología