Tecnired + Beltia

“Emprendí con socios apenas sin experiencia y repartiendo los beneficios no por lo que cada uno de los socios aportaba (ya sea en dinero, trabajo o contactos) sino dividiendo el 100% entre el número de socios. Acabamos con disputas sobre lo que le correspondía a cada uno”, señala Julián Moreno.

Datos de identificación:
Tecnired, servidor para videojuegos on line. Beltia, software de gestión bancaria.

Diagnóstico de los expertos:
“Ausencia de estudio de mercado: había mucha competencia, más barata que ellos y con unos costes más bajos. Conflicto con los socios ante un producto que tiene un largo proceso de venta”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Examen externo
Julián Moreno, emprendedor murciano de 25 años, resume así su pasado emprendedor y los cierres de sus dos primeras empresas (la primera la puso en marcha con 18 años y la siguiente, con 20).

Incisión subcutánea
“A través de una red social, conocí a otro emprendedor con las mismas inquietudes que yo y me propuso montar una empresa de servidores para videojuegos on line. Con una larga lista de carencias sobre lo que era llevar una empresa, los dos pusimos dinero. Y ahí estuvo el primer error: no conocer a uno de los socios, al que aportó la idea. Cuando la empresa empezó a ir mal, algo que ocurrió pronto, el socio cogió el dinero y se fue. No nos habíamos parado a analizar si el proyecto era viable técnicamente”, recuerda Moreno. “En el segundo proyecto, el problema fue trabajar con un amigo y no definir cuánto iba a trabajar cada uno de nosotros, porque independientemente del trabajo de cada uno, íbamos al 50%”, diagnostica.

Extracción de los órganos
“Resulta fundamental elaborar un pacto de socios. Dejar las cosas por escrito formalmente, aunque no se vaya a un notario”, propone el propio Moreno.
“Es habitual encontrar en start-ups estructuras societarias que están basadas en el voluntarismo. Hay que profesionalizarlos los órganos de gobierno y éstos están muy relacionados con la estructura accionarial”, plantea Eduardo Navarro, presidente ejecutivo de la consultora Improven y autor del libro ¿Quieres salvar tu empresa? (Gestión 2000).

Publicidad - Sigue leyendo debajo