Cómo gestionar el stock

La clave para que el stock no lastre financieramente tu negocio es buscar el  equilibrio entre las compras a los proveedores y las ventas a los clientes

En la correcta gestión del stock está la buena marcha de muchos negocios. Ten en cuenta que un stock equilibrado, con una buena relación entre las compras y las ventas, mejorará la rentabilidad de tu empresa y te permitirá reducir costes.

Cuestión de términos
Por stock nos referimos a la cantidad de mercancías tanto en el almacén como en la superficie de ventas. Tal como se señala en muchos manuales, no hay que confundir stock con surtido (variedad de artículos de una misma clase). Aquí las variables se reducen a elegir entre: un amplio surtido con poco stock para cada artículo o un surtido pequeño con un gran stock. ¿Cuál elegir? Depende de los costes que estés dispuesto a asumir (a más stock y más surtido, más costes) y del producto que comercialices. Hay negocios como relojerías, zapaterías, jugueterías… en los que lo natural es tener mucho surtido (para responder a los gustos del cliente final) pero poco stock.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Composición
De forma general, forman stock no sólo el artículo que pongas a la venta, también –según la actividad– las materias primas, productos semiterminados, recambios, productos devueltos o defectuosos, embalajes.


Cómo Cálcularlo
Este punto es clave. Mucho excedente de producto puede poner en riesgo económico tu empresa debido a los costes de almacén. Por el contrario, poco stock puede implicar no satisfacer puntualmente la demanda. De ahí la importancia de encontrar el equilibrio entre las compras y las ventas. Haz una revisión de las ventas mes a mes, calcula el promedio y añade entre un 10 y 15%. Un porcentaje que deberás incrementar en campañas como las de Navidad o Rebajas.

Tipos de stock
Puede ser un stock óptimo (el pedido está determinado por los costes de almacenaje y la demanda), stock cero (para actividades bajo demanda), stock físico (viene determinado por la cantidad de artículo disponible en un momento específico), stock neto (se define como el stock físico menos la demanda no satisfecha); stock disponible (stock físico, más los pedidos a los proveedores, menos la demanda insatisfecha).

No olvides que...
Para evitar un desabastecimiento de tu stock, hay que controlar los plazos de entrega de tus proveedores. Haz que los artículos excedentes estén continuamente rotando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión