La llamada VoIP

Te proponemos montar una red de VoIP (telefonía a través de Internet) en tu negocio. Podrás realizar llamadas nacionales e internacionales, a fijo o a móviles, hasta un 90% más económicas o, en algunos casos, gratis.

El mercado ofrece hoy soluciones de Voz sobre IP (Internet) que permiten reducir de forma considerable la factura telefónica, lo que no está nada mal en los tiempos que corren. Te explicamos cómo crear tu propia red de VoIP o contratar los servicios de un operador externo.

¿VoIP o Telefonía IP?
Antes de continuar, conviene aclarar la diferencia entre VoIP y Telefonía IP. La primera consiste en digitalizar la voz, comprimirla y encapsularla sobre protocolo IP, el de Internet. El milagro que lo hace posible son los códecs (los más comunes son G723 y G729), que paquetizan ese audio y lo transmiten a través de la Red. Y es que con la VoIP cualquier ordenador o dispositivo móvil puede convertirse en un teléfono o centralita. Por su parte, la telefonía IP es la infraestructura que permite hacer llamadas a cualquier teléfono de la red telefónica. En este caso, es necesario un gateway o puerta que interconecte tu red con la de un operador. La primera es recomendable para autónomos, microempresas y pequeñas empresas. La segunda, para medianas y grandes, con plantillas mayores.

Ventajas. La principal de la VoIP es el ahorro en la factura telefónica de tu negocio o actividad profesional. Piensa que estás integrando dos redes (Internet y telefonía) en una sola de datos. Algunos estudios hablan de un ahorro de hasta el 80%, e incluso más si, como veremos más adelante, quien llama y quien recibe la llamada son usuarios de un mismo teleoperador IP. Otras ventaja destacadas son que no es necesario cableado telefónico, ni tampoco cambiar la red tradicional y, además, se pueden utilizar los teléfonos analógico tradicionales.


Publicidad - Sigue leyendo debajo

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tecnología