Así va a cambiar la financiación colaborativa en 2019

Los préstamos a empresas por parte de ahorradores no profesionales se potenciarán gracias a cuatro grandes tendencias, según apuntan desde October

Midsection Of Businessman Holding Gold Coins While Sitting At Table
Ittipol Nampochai / EyeEmGetty Images

Alianzas fintech de crowdlending y grandes bancos

Gracias a alianzas como la que han protagonizado este año October y Liberbank, el primero entre una entidad bancaria y una fintech crowdlending en España, habrá un mayor acceso a la financiación de las pymes a través de soluciones ágiles y digitales. Las fintech permiten realizar una calificación rápida de los proyectos, con lo que las pymes podrán disponer de préstamos en breve espacio de tiempo. Se agiliza también el acceso a la financiación ya que las fintech lo facilitan para ayudar en el crecimiento de los proyectos, sea cual sea la finalidad del dinero y sin necesidad de pedir garantías reales (internacionalizar el negocio, invertir en marketing, adquirir una empresa, ampliar el equipo, digitalizar la empresa, etc.). Las pymes dispondrán, además, de mayor volumen de financiación, ya que la fintech podrá completar lo ofrecido por el banco.

Pasaporte europeo para el crowdlending

En 2019 puede ver por fin la luz la propuesta para que las plataformas de crowdfunding puedan operar en todo el territorio comunitario. Será a través de la creación de un pasaporte comunitario que todavía está por definir. Se manejan tres escenarios entre los que, según October, “el más recomendable sería el llamado “Régimen 29” que estipula que cada plataforma puede elegir la regulación a la que prefiere estar sujeta, si a nivel europeo o nacional, ya que beneficiaría a aquellas pequeñas que operan a nivel nacional y no tienen intención de salir del país. Los otros dos escenarios serían un régimen de armonización máxima, que impulsaría una misma regulación europea para todos y que sustituiría a las existentes que ya se aplican en cada país. Y el tercero, sería el régimen de armonización mínima, en el que existiría un régimen común pero que permitiría a cada país imponer sus particularidades”.

Tal y como apunta October, “este nuevo escenario normativo podría marcar 2019 y potenciar la financiación colaborativa en Europa para competir con otros mercados”.

Apoyo institucional

Son muchas las instituciones públicas que han dado muestras de su apoyo a las nuevas formas de financiación: el Fondo Europeo de Inversiones (FEI), el Banco Público de Inversión (Bpifrance), homólogo francés del Instituto de Crédito Oficial (ICO), el Funding Circle, que también recibió fondos del FEI y del Grupo KfW de Alemania… Y “se espera que este tipo de iniciativas se sigan produciendo a lo largo del 2019 para hacer que el crowdlending tenga más fuerza en el mercado”.

Acuerdos estratégicos con grandes grupos empresariales

Además de con la banca tradicional, las fintech empezarán a firmar acuerdos estratégicos con los grandes grupos empresariales, con lo que aumentará aún más el flujo de dinero con destino a las pymes. Un ejemplo de este tipo de iniciativas es Crecer Juntos, firmada por October este año y que ha contado como embajadores con AccorHotels, el Grupo Adecco, Allianz, Arkéa, Edenred, ENGIE, Iliad, JCDecaux, SUEZ, Unibail-Rodamco-Westfield y Webhelp. Una iniciativa que “mostrará el camino hacia la diversificación de fuentes de financiación a empresas de su ecosistema pidiendo prestado en October.eu y permitiendo a éstas hacer lo mismo. Crecer Juntos 2018 se presentó en París a finales de 2018 y el próximo año esta iniciativa se extenderá para incluir también grupos empresariales españoles e italianos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión