Las pymes no saltan a mercados emergentes

Las empresas españolas se muestran algo recelosas, con respecto a sus homólogas europeas, a la hora de asaltar mercados emergentes como vía rápida para alcanzar la recuperación económica.

Según el Barómetro de Prácticas de Pago, de Crédito y Caución, el 42% de las empresas de la Unión Europea tiene previsto realizar transacciones comerciales con 19 mercados emergentes de rápido crecimiento (República Checa, Hungría, Polonia, Rusia, Turquía, China, India, Indonesia, Malasia, Filipinas, Corea del Sur, Taiwán, Tailandia, Vietnam, Emiratos Árabes Unidos, Sudáfrica, Brasil, Chile y México).

España sólo llega al 33%. Por encima de la media europea se sitúan las empresas italianas (63%), inglesas (56%) y francesas (42%). Y por debajo, aunque superando a España, las alemanas (41%), belgas (39%), danesas y suecas (36%) y holandesas (25%).

“No es de sorprender –señala el citado informe– que la relación comercial que se prevé en mayor medida a la hora de interactuar con socios de los mercados emergentes sea la exportación. Sin embargo, una cuarta parte de los encuestados tiene previsto importar al menos desde uno de los 19 mercados en desarrollo, y el 25% también considera las joint ventures o las alianzas estratégicas como una prioridad en sus relaciones comerciales con los mercados emergentes en 2011”.

China ha sido considerado por los encuestados como el mercado emergente más importante para este año, seguido de Rusia, Polonia y la República Checa. El hecho que estos tres últimos mercados sean de Europa central y oriental “parece indicar que la proximidad geográfica con respecto a la UE es un factor determinante para Europa occidental a la hora de diseñar sus estrategias comerciales internacionales”, sostiene el informe de Crédito y Caución.

El informe considera que, a pesar de que algunas de las economías asiáticas más pequeñas han registrado un desarrollo bastante sólido, su ubicación geográfica menos conveniente parecer haberles restado importancia a los ojos de las empresas de Europa occidental encuestadas. Tailandia y Corea del Sur sólo fueron señaladas por el 7% de las empresas que tiene previsto hacer negocios con economías de mercados emergentes, mientras Taiwán (6%), Malasia e Indonesia (5%), Vietnam (4%) y Filipinas (3%) fueron considerados como sus objetivos menos importantes para este año, situándose en los puestos más bajos de la clasificación. Brasil (14%) e India (13%) salieron mejor parados, como mercados emergentes más importantes.

“Salvo las empresas españolas –subraya el informe–, en el resto de países la mayoría de los encuestados tiene previsto adoptar enfoques de gestión de crédito similares para los riesgos comerciales en los mercados maduros y en los emergentes, a pesar de que dos terceras partes de las empresas entrevistadas estiman que existen claras diferencias entre los métodos de trabajo de la UE y los empleados en los mercados emergentes”. La comprobación de la solvencia del comprador se considera la herramienta de gestión del riesgo más importante a la hora de operar en los mercados emergentes, pero los exportadores que discriminan entre los riesgos de los mercados desarrollados y los de los mercados en desarrollo consideran que las cartas de crédito y otras formas de pago garantizadas son la primera prioridad en lo relativo a los riesgos comerciales en los mercados emergentes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión