¡La última excentricidad de John McAfee!: El creador del antivirus quiere ocupar la Casa Blanca

Lo último que se cuenta de él es que ha huido tras evadir el pago de impuesto, pero John McAfee, el millonario y creador del popular antivirus, se postula, ahora desde el ‘exilio’, como candidato a la presidencia de los EE.UU

image
McAfee

John McAfee nació en Escocia pero tiene nacionalidad estadounidense. Programador informático, se hizo famoso por crear su popular antivirus y, tiempo después, también se hizo rico tras vender McAfee a Intel por valor de 7.680 millones de dólares. Pero no se quedó ahí. Un personaje con más sombras que luces, los escándalos acrecientan su popularidad día a día. Ahora se postula como candidato para suceder a Donald Trump en la Casa Blanca en las elecciones de 2020 con un programa que se enfoca, fundamentalmente, a la comunidad cripto y los amantes del blockchain.

Ahora hace campaña desde el ‘exilio’ porque afirma que el Servicio de Impuestos Internos de EE.UU le persigue por utilizar criptomonedas con fines ilegales. Del mismo delito dice que acusan a su esposa y a otros cuatro miembros del equipo de su campaña presidencial.

No es la primera vez que John McAfee se presente a las presidenciales de EE.UU. Ya lo hizo en 2016 con el Partido Libertario cuyo programa contempla, entre otros puntos, el derecho a portar armas para defensa propia, la abolición de las leyes que castigan la prostitución y la tenencia y venta de drogas para consumo personal. Suficiente para hacerse una idea de que la intención de McAfee no es dar un profundo vuelco a la sociedad. La novedad, en su caso, radica en la defensa de la comunidad cripto. “Si el Partido Libertario me lo pide nuevamente, correré con ellos. Si no, crearé mi propia fiesta. Creo que esto servirá mejor a la comunidad criptográfica al proporcionarnos la plataforma de campaña definitiva”, era el tuit con el que anunciaba su candidatura a las presidenciales el pasado 3 de junio.

Más que divulgar las bondades del blockchain en sus múltiples aplicaciones, McAfee se declara, ante todo, defensor de las criptomonedas y la independencia monetaria. Tal es su influencia en este ámbito que se dijo que cobraba 105.000 dólares USA por cada tuit que publicaba en su cuenta promocionando proyectos y productos relacionados con las criptomonedas.

El responsable del equipo de campaña es Rob Loggia quien asegura haber reunido ya a más de 1.000 voluntarios. Sin embargo, muchos analistas sospechan que McAfee no tiene en realidad intención de ser el siguiente inquilino de la Casa Blanca, sino que su deseo es abanderar y llamar la atención pública sobre la cadena de bloques y la revolución de la criptomoneda.

Lo cierto es que no se ha entretenido mucho diseñando el programa electoral. “No me preguntes sobre inmigración, relaciones exteriores, educación etc. No tengo ni idea…..la libertad para la gente es mi único objetivo”, asevera en la página web de su plataforma política. En ella reconoce también que el foco principal de la campaña son las criptomonedas entendidas como herramienta “histórica y única” para liberarse de quienes controlan actualmente el dinero.


Pero ¿se puede promulgar el poder del individuo a la vez que pides el voto para que te alcen presidente del país más poderoso del mundo? McAfee no ve en ello contradicción alguna, aunque ni siquiera la comunidad cripto se lo tome muy en serio. Aunque ha demostrado sus habilidades como “científico informático”- además de crear el antivirus trabajó para la NASA, Xerox o Lockhee, sus escándalos superan ya a su carrera como ‘científico’. Suya es la apuesta de que se comería ante las cámaras sus propios genitales si el bitcoin no alcanza una valoración del millón de dólares en 2020.

A nadie sorprendió una afirmación de esta categoría en un personaje al que le gusta aparecer rodeado de armas, mercenarios, mujeres de corta edad o compartiendo el plato con alguno de sus numerosos perros. Por cierto que uno de ellos le costó una acusación por asesinato en Belice por una discusión mantenida con un vecino a causa del alboroto que causaban los perros aunque, finalmente, todos los cargos fueron retirados.

Tanta excentricidad ha servido también de inspiración a los guionistas de Hollywood. Su vida se refleja en la película ‘El rey de la jungla’ protagonizada por Johnny en un papel que, imaginamos, de todo menos plano dada la multitud de caras que le gusta mostrar a McAfee.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión