Comunicación sin contacto

Pantallas táctiles, software para reprovisionar mercancías al instante, identificadores por radiofrecuencia, probadores virtuales,... ¿Qué son y para qué sirven todas estas innovaciones tencológicas? ¿Qué ventajas aportará a tu negocio? ¿Te servirán para atraer nuevos clientes?

image
Uno de los locales de Cooked In Barcelona, ubicada en el Centro Comercial La Illa (Barcelona).

"Esta tecnología permite identificar objetos, localizarlos y trazarlos”. explica Dani Rodríguez, director de Saident, empresa que comercializa esta tecnología.

La RFID (siglas que corresponden en inglés a Radio Frequency Identification) es un sistema de identificación automática por ondas de radio que comunica una etiqueta inteligente con un lector sin que haya contacto entre ambos. Podría decirse que es una versión avanzada del código de barras.

Rodríguez defiende que “se puede utilizar tanto en mega proyectos logísticos de gestión de grandes líneas de distribución como en pequeñas empresas cuya gestión de su producto tenga mucha complejidad, pero a muy pequeña escala”. Este es el caso de Cooked In Barcelona, una firma con sede en Sabadell que diseña y fabrica pantalones, que decidió implantar esta tecnología para fomentar la coordinación entre la fábrica y el punto de venta, garantizar el aprovisonamiento ágil de las tiendas y posibilitar una correcta gestión de stocks. Además, en los probadores y fuera de ellos de las tiendas de la marca se encuentran puntos de información inteligentes desde los que los clientes pueden consultar la disponibilidad de tallas y colores del producto o solicitar ayuda.

El gasto que supone incorporar esta tecnología es muy variable. “Trabajamos en proyectos que pueden costar por debajo de los 20.000 euros para una empresa pequeña que necesita un arco, un único punto de lectura y un software sencillo de integración, pero también hay proyectos en los que podemos sobrepasar el medio millón de euros”, detalla Rodríguez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tecnología