¿Todavía crees que la inteligencia artificial, la robótica y la visión artificial no son para las pymes?

Aquí tienes cuatro buenos ejemplos de su aplicación práctica

Computer programmers programming robotics in workshop
Caiaimage/Agnieszka OlekGetty Images

¿Qué usos concretos tiene este tipo de tecnología en un negocio pequeño? En el encuentro Insights by GR-EX, organizado por Global Robot Expo (GR-EX) y el Ayuntamiento de Madrid varios expertos han respondido a esta pregunta así:

Robots colaborativos

Los robots colaborativos pueden mejorar mucho las tareas repetitivas respecto a cómo las realizan los robots tradicionales. “La capacidad de cambiar algunas partes del producto y la facilidad de programarlos, transportarlos e instalarlos abre grandes posibilidades para su uso por personas no expertas en programación”, según Juan Fernández, de la firma de robótica colaborativa RobotPlus, que incide en la facilidad de implementación de este tipo de tecnología. Una instalación que se puede hacer en el seno de una pyme “en una hora aproximadamente” y que lleva a un “retorno significativo de la inversión”.

Fernández, además, ha señalado que los robots colaborativos mejoran la seguridad en estos trabajos: “Permiten aprovechar la capacidad cognitiva de las personas, al aportar éstos la capacidad automática y repetitiva en los procesos de trabajo y evitar posibles lesiones en los trabajadores”.

Visión artificial

Aplicada a controles de calidad, por ejemplo. Una mejora clave para entornos de fabricación de tamaño pequeño y medio que señala José María Gallego, CEO de Cin Systems, y que en este caso incide en la reducción de errores y eliminación de piezas que luego no puedan realizar sus funciones de forma correcta. Para Gallego, las pymes deberían apostar por “digitalizar las piezas en los procesos de fabricación para asegurarse de que están en perfecto estado y evitar errores humanos fruto de la repetición de tareas”. Y destaca soluciones digitales como la imagen 3D o la triangulación láser para piezas sencillas. Para las más complejas, soluciones basadas en láser colineal y holografía conoscópica, “que nos permite hacer una reconstrucción 3D y descartar aquellas piezas o componentes que presentan un defecto dimensional”.

Simulación de la realidad

Para agilizar la fiabilidad de sistemas autónomos, como pueda ser el coche autónomo. “La creación de mundos virtuales permite una mayor rapidez en el desarrollo de los procesos de trabajo, ya que los entornos 3D disponen de todos los datos porque está simulado y los ciclos de entrenamiento van a ser mucho más fáciles”, asegura Víctor González, CEO de Anyverse, una empresa especializada en soluciones de IA con sede en Madrid y Sillicon Valley.

Inteligencia artificial

Una tecnología con muchos en empresas de todos los tamaños y que permite “una extensión de la capacidad humana. Seamos pro funcionamiento humano, en lugar de ser pro funcionamiento máquinas, porque la esencia del ser humano es ser creativos e inventar”, señala Patrick Perrodo, CEO de Creactivitum y vicepresidente de AEMPYMES, –Asociación Española de Emprendedores, Micropymes y Pymes–. Para Perrodo, el futuro pasa por dar respuesta a estas tres preguntas: “El impacto real de la IA y la robótica en un modelo de negocio, cómo situar al cliente en el centro de la organización mediante la IA y cómo implementar esta tecnología en la empresa para estar en sintonía con la nueva economía de crecimiento”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión