Por qué el turismo de compras da ahora más oportunidades a las pymes que a las marcas de lujo

Son más jóvenes y buscan más firmas premium y experiencias que pueden aportar empresas más pequeñas

Three asian girls shopping
itsskinGetty Images

Los consumidores chinos son los primeros en el ranking de turistas de fuera de la Unión Europea. Lo son desde hace años y son unos viajeros que visitan lugares para comprar, como los rusos. Pero en el último año su consumo ha cambiado. El nuevo turista chino es más joven y ya no busca en España las marcas de lujo (esas compras las dejan para Francia e Italia), sino marcas premium y marcas que puedan ofrecerles nuevas experiencias. Eso abre el abanico a muchas otras marcas que hasta ahora no están poniendo el foco en ellos.

Lo dice en un reciente estudio sobre el turismo de compras en España la firma Planet, proveedora internacional de servicios de pago y tecnología de Tax Free en el que también advierte que el volumen de compras de estos visitantes ha bajado en el último año un 8%, posiblemente por un mal posicionamiento del país y sus marcas hacia ellos.

Aquí te ofrecemos de forma resumida todas las claves del estudio para atrapar a los viajeros más comprones de todas las nacionalidades.

Principales visitantes

Los viajeros chinos representan el 27% del total de turistas extracomunitarios y gastan de media 629€. Si bien es cierto que en el último año sus compras se han reducido en un 4%, el informe también advierte que se ha producido un cambio en el perfil y de hábitos de estos viajeros: “en nuestro país busca más disfrutar de una experiencia gastronómica, cultural, del patrimonio histórico y natural que ofrece nuestro país y reservar su presupuesto destinado a compras de lujo a países vecinos como Francia e Italia, posicionados fuertemente en el sector de las adquisiciones Premium”.

En la siguiente posición se sitúan los rusos. Estos consumidores han reducido su nivel de compras en un 18% respecto al año anterior, en este caso, según el informe, debido a la fuerte devaluación del rublo. Aún así, es un turista que viaja para comprar y que en el último año gastó una media de 348€ en tiendas españolas.

La tercera posición la ocupan los norteamericanos. Los viajeros de Estados Unidos representan el 8% de los visitantes extracomunitarios y gastan una media de 549 euros. Les siguen los argentinos, con un gato medio de 220 euros y los habitantes de Corea del Sur, que han sido “la gran revelación del turismo de compras en nuestro país en 2018, con un aumento del 15% en las compras realizadas y un gasto medio de 358 euros durante dicho año”. Y para este año, el informe apunta “un fuerte crecimiento en llegadas procedentes del sudeste asiático, donde países como Taiwán, Japón o China vaticinan un crecimiento de llegadas a España de dos dígitos: 49,2%, 21,8% y 17,5% respectivamente”.

Oportunidades para el retail

En función de la ubicación del local, puede variar el enfoque a un tipo de turista u otro. Así, los comercios de Madrid tienen más oportunidades de venta con nacionales como los chinos, americanos, mexicanos, argentinos y colombianos, las que se decantan por la capital a la hora de realizar sus compras, frente a chinos, rusos, americanos, argentinos y coreanos que prefieren Barcelona.

Según el estudio, el principal factor de oportunidades está “en el reposicionamiento de España como destino de interés para un turista que cuenta con un valor adquisitivo y presupuesto destinado a compras medio, que no tiene especial interés en compras de lujo sino en marcas y productos nacionales más accesibles, y que a su vez viene a nuestro país atraído por la oferta cultural y gastronómica como una experiencia turística en conjunto”.

Para Jorge Esteban, Country Manager de Planet en España, “el turista que viene a España, especialmente el chino, nos exige repensar nuestra oferta, adaptándola hacia un perfil más experiencial, y que aunque sigue siendo amante de las compras, valora otros aspectos y es necesario seducirle. Conociendo sus gustos y preferencias seremos capaces de llegar a ellos con un producto y una experiencia más adecuada a su realidad”.

Hay también oportunidades en el sector MICE; España ocupa la cuarta posición mundial como destino para la organización de reuniones, incentivos, conferencias y exhibiciones. De hecho, Barcelona y Madrid están ya en el top 10 de las principales ciudades de eventos, ocupando el primer y séptimo lugar respectivamente. Esta realidad atrae a visitantes que ocupan puestos de alta dirección en compañías internacionales “cuentan con un alto nivel adquisitivo y gusto por los productos de alta calidad, por lo que representan una gran oportunidad para la industria retail de nuestro país”, apunta Esteban.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión