Gastos de personal y gastos externos

Si eres autónomo, conocer qué gastos de tu actividad profesional puedes desgravar y cuáles no te ayudará a mejorar tus cuentas. El problema es que a menudo ni siquiera los expertos se ponen de acuerdo. En este reportaje ponemos luz a algunas interrogantes.

El autónomo suele optar por el autoempleo, pero es cierto que a veces puede recurrir a servicios externos, ya sea a nivel de asesoría, formación o incluso para completar su oferta de servicios. En todos estos casos, los gastos se pueden computar y desgravar.

Si contratas a un tercero, debes retenerle el 15% del IRPF y pedirle factura. Si contratas a alguien, podrás deducirte todos los gastos que por contrato tengas que proporcionar a tu personal, tanto en especie como en sueldo (seguros médicos, cheques gourmets…).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Finanzas