¿Sabías que casi 1.800 concursos públicos por valor de más de 1.300 millones de euros han quedado desiertos?

Las pymes siguen desaprovechando la oportunidad de licitar con las administraciones públicas

Businessmen and businesswomen racing in office
WB DigitalGetty Images

Poco más de un año después de la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos del Sector Público (marzo de 2018), "las pymes siguen desaprovechando la oportunidad de licitar. Bien por desconocimiento o por desconfianza, la realidad es que casi 1.800 concursos han quedado desiertos desde su implantación, por un valor de más de 1.300 millones de euros", sostiene Xavier Piccinini, director general de DoubleTrade España.

Mejoras con la ley

"Aunque el sector público se ha visto marcado por una mala reputación, la nueva ley solventa muchos de los problemas hasta entonces existentes, como el exceso de burocracia, retrasos en los pagos o poca transparencia. La apuesta de las pymes por las licitaciones públicas debería ir en aumento a juzgar por las mejoras introducidas, porque, además, se verán beneficiadas, no solo las compañías que accedan a concursos, sino también sus proveedores y prestadores de servicios".

Para Piccinini, si bien es cierto que la legislación ha hecho que las empresas tradicionalmente adjudicatarias hayan tenido que pasar por un proceso de adaptación, también ha abierto un abanico de oportunidades de negocio para nuevas empresas.

Así, "la nueva legislación pone límites a dinámicas previas como los procedimientos negociados, obliga a dividir en lotes los contratos susceptibles de fraccionamiento y suprime los contratos de gestión de los servicios públicos. Pero, por otro lado, ha simplificado los trámites, facilitando el proceso de licitación a pequeñas y medianas empresas, reduciendo las cargas administrativas de todos los operadores económicos y beneficiando tanto a los licitadores como a los órganos de contratación".

Mayor transparencia

En opinión de este experto, además, los criterios de solvencia para acceder a la contratación pública ya no son tan exigentes "y el concurso no se adjudica a la 'oferta económica más ventajosa', como sucedía antes, sino que ahora se tienen en cuenta criterios como la morosidad en los pagos, la calidad de la oferta o se establece un modelo de adjudicación exprés que reduce la burocracia. Y siempre, asegurando una mayor transparencia en todo el proceso".

La contratación pública se utiliza ahora, afirma Piccinini, para fomentar políticas sociales, medioambientales, de innovación, de promoción de las pymes y de defensa de la competencia, a la vez que busca aportar mayor seguridad jurídica a las empresas adjudicatarias. "Después de todo, se trata de un sector con una gran incidencia en el diseño, implantación y desarrollo de las políticas públicas, que además genera el 20% del PIB. De hecho, ese impacto en políticas públicas es lo que ha hecho que se modifique la legislación, no solo en España sino a nivel europeo".

Inteligencia comercial

El director general de DoubleTrade España recuerda que esta iniciativa se enmarca en la 'Estrategia Europa 2020' de la Unión Europea, por la que "la contratación pública desempeña un papel esencial como instrumento que asegure un crecimiento inteligente, sostenible e integrador del mercado interior de los países miembros, garantizando, al mismo tiempo, un uso racional de los fondos públicos, y fomentando la participación de las pymes en los procesos de licitación. Responder a las nuevas necesidades es lo que explica que aparezcan en el mercado soluciones de inteligencia comercial centradas en el sector público y dirigidas a pymes".

En su opinión, la licitación pública en España "es capaz de generar grandes flujos económicos por su actividad público-privada, entre Administración (ya sea estatal, autonómica o local) y empresas adjudicatarias o prestatarias. Por eso, la Ley de Contratos del Sector Público supone una importante transformación para el tejido empresarial español, si las pymes aprovechan y juegan bien sus cartas. Ante la gran oportunidad que supone la nueva ley para pymes y nuevas empresas, el reto ahora es obtener lo antes posible una visión de conjunto de las decisiones y cambios que deben adoptar las pequeñas y medianas empresas en su práctica habitual para no perder opciones de negocio".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión