La cinematográfica estrategia de Michael Douglas para vender su mansión de Mallorca

Vender una casa no es tarea sencilla y menos si tienes una mansión con valor inicial de 50 millones de euros

image
Getty Images

El atractivo turístico de España para los extranjeros es palpable. Sin ir más lejos, Maisie Williams (Arya Stark) y Sophie Turner (Sansa Stark), protagonistas de Juego de Tronos, se encuentran visitando nuestro país, concretamente Benidorm. Pero hay más famosos que se han interesado por nuestro clima mediterráneo: Michael Douglas compró en 1989 la mansión S’Estaca en Mallorca, donde solía ir de vacaciones todos los veranos.

La casa fue adquirida por él y su anterior esposa, Diandra Douglas, pero tras el divorcio entre ambos en el año 2000, tuvieron que compartir la propiedad, seis meses al año para cada uno. Todo esto conlleva cambios de decoración y de armario cada vez que uno de los dos frecuente la casa.

Hace cinco años Douglas decidió poner a la venta la casa. No sabemos si el divorcio con su expareja ha sido la razón de peso por la que ha decidido vender la mansión, una de las viviendas más lujosas de Mallorca, situada en primera línea de la Sierra de Tramontana, declarada patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y con acceso directo al mar.

El caso es que la venta no ha salido como el actor esperaba: nadie ha llamado a la puerta del señor Douglas para ofrecerle un precio justo por la casa durante los cinco años que ha estado con el cartel de “se vende”. Parece que ser una de las personas más famosas de Hollywood no es sinónimo para tener mayores facilidades en la venta.

El precio de salida al mercado en el año 2014 fue de 50 millones millones de euros, un valor asequible para jeques árabes y magnates del petróleo, pero esta infructuosa venta ha propiciado que Douglas cambie de estrategia para deshacerse de la mansión. Lo primero que ha hecho ha sido rebajar el precio hasta los 28,9 millones de euros, un poco más de la mitad del precio inicial.

Pero, por si esto no basta para atraer a nuevos compradores, el actor ha puesto sobre la mesa sus dotes de actuación. Michael Douglas ha protagonizado una campaña de promoción en formato audiovisual de la mansión. Él mismo es el narrador del metraje. En el vídeo Douglas explica a través de imágenes, anécdotas sobre sus propias vivencias en la casa.

“Cuando vi S’Estaca caí en su embrujo y compré la propiedad. Muchos de mis amigos han estado aquí y hemos disfrutado de momentos maravillosos”, dice el actor en el anuncio. También explica los orígenes de la casa, que se remonta al siglo XIX, cuando el Archiduque Lluis Salvador compró una parcela de tierra en esta costa oeste de Mallorca “para comenzar su retiro mágico” y al poco tiempo “se enamoró de la isla, muy diferente a la formalidad de la Corte Real de Viena”.

“Mi vida ha tomado un nuevo curso y es momento ahora de dejar que alguien más disfrute del privilegio y la aventura de S’Estaca, alguien que aprecie la belleza, la privacidad y las vistas inigualables”, concluye. ¿Logrará Michael Douglas tras esta puesta en escena audiovisual vender la casa?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión