El CMO que ha multiplicado por doce los clientes de la empresa

Desde que Antonio Bettencourt se incorporó a Aervio como responsable de Marketing la empresa pasó a otro nivel. La capacidad de captación de clientes al mes se multiplicó 12 o 13 veces.

image
Antonio Bettencourt

Bettencourt empezó a trabajar en Aervio cuando la empresa llevaba funcionando ya más de un año. Hasta ese momento el desembolso en publicidad había sido mínimo, algo que, en opinión de su actual Chief Marketing Officer (CMO), fue acertado puesto que entiende que el suyo es un perfil que deberían incorporar las startups solo cuando tienen el producto totalmente acabado y testado en el mercado.

Ahora bien, una vez concluido el periodo de prueba y alcanzada cierta estabilidad, entiende Antonio Bettencourt que contratar a un responsable de marketing es primordial. Especialmente en startups de base tecnológica con un producto difícil de comunicar y en aquellas interesadas en ir, más adelante, a rondas de financiación.

En este sentido, la incorporación de Bettencourt a Aervio fue decisiva. Como el mismo CEO de la compañía, Santiago Montero, reconocía en un evento para emprendedores, “antes de entrar el director de marketing estábamos en un inbound bajísimo, solo hacíamos picar puertas, pero desde que contratamos al experto multiplicamos por 12 o 13 la cantidad de inbound que generábamos. Su entrada fue fundamental para llevar las ventas a escala y, además, con unos presupuestos bajísimos”. Se refiere a los entre 3.000 y 4.000€ que asignan cada mes a esta partida, aunque, según el CEO, “si fuese por Antonio estaríamos gastando diez veces más”

Disponer de métricas interesantes en su solución para viajes corporativos mediante el uso de la inteligencia artificial, fue también crítica a la hora de convencer a los evaluadores de Enisa y de Banco Sabadell para que les apoyasen en la financiación.

No obstante, insiste en restar importancia a su contribución al impulso de Aervio. “No tiene mucho mérito, porque las entradas cuando yo entré era tan bajas que solo quedaba crecer”. Bettencourt se incorporó al equipo de Aervio a mediados del año pasado con la finalidad de redefinir la estrategia global de marketing y apuntalar la expansión a otros mercados internacionales.

En cuanto a la estrategia seguida, se ha servido sobre todo de técnicas de inbound marketing, donde este portugués se ha convertido en experto después de haber trabajado ya en otras multinacionales y startups en el área de marketing. No revela la disminución del coste de adquisición de clientes desde su entrada en la empresa, pero tampoco es ese, desde su punto de vista, el principal valor el inbound marketing. “Después de un tiempo de prueba y error, ya tenemos más o menos claro lo que buscan los clientes y podemos hacer una prospección. Más importante que la inversión que hagas en marketing es saber analizar las métricas y hacerlas casos tomando las decisiones en base a los datos. De no hacerlo así, el inbound marketing se convierte un despilfarro que muy pocas startups se pueden permitir”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión