Cómo ganarse la vida con un negocio de afiliación en Amazon

El de Amazon es el programa de afiliación más famoso en la actualidad. Consiste en darse de alta e ir creando páginas en las que recomiendas productos que se venden en el gigante del comercio electrónico. Cada vez que consigues redirigir a alguien desde tu sitio a Amazon para efectuar una compra, cobras una comisión.

image
Getty images

Para no hacerte perder el tiempo leyendo este artículo empezaremos por las advertencias:

1.- La curva de aprendizaje no es tan sencilla. Hacen falta conocimientos web para crear las páginas que haces de afiliación. Cierto que existen plantillas que facilitan el trabajo, como las de WordPress, pero aún así hay que ponerle empeño e interés. Las otras dos patas fundamentales son: disponer de nociones básicas de posicionamiento SEO y redactar mínimamente bien los contenidos. Una sencilla falta de ortografía perjudica el posicionamiento.

2.-Si tienes prisa por ganar dinero con esto no lo vas a conseguir. Ni los más avezados en estas lides lo logran. Así que si piensas que un negocio de afiliación podría rescatarte de ese trabajo que aborreces, mejor no te animes a dejarlo hasta no haber probado mucho y ver que te funciona. Sacándole 3 o 4 horas al día para el aprendizaje, obtener resultados puede ser cuestión de meses e incluso años, así que mejor asegurarse un colchón económico que no te haga ir con prisas.

3.-Aquí no hay escalabilidad que valga. Una vez que creas haber tocado techo, mejor conformarse que insistir. El concepto de escalabilidad no tiene sentido en este tipo de negocio por la sencilla razón de que el tiempo es finito y las 24 horas del día para crear páginas dan lo que da.

Hacer páginas como si no hubiese un mañana

Plataformas de afiliación hay cientos, pero la que se ha puesto de moda es la de Amazon Afiliados, prueba de ello es que la red está llena de tutoriales. David Moral, cofundador responsable de Agencia Digital Alarona , es uno de los que compatibiliza su actividad habitual en la agencia con el negocio de afiliación para obtener ingresos adicionales de Amazon. Él es quien facilita las pautas para todos aquellos interesados en iniciarse en este mundo en solitario.

Una vez adquiridas las habilidades básicas referidas en las advertencias, el secreto del éxito radica en “hacer páginas web como si no hubiera un mañana”. El hecho de que Amazon se haya convertido en la favorita obedece a la facilidad del manejo y a que las comisiones son buenas, pero no siempre resulta igual de rentable.

Los pasos

1.-Darse de alta: Una vez que crees haber adquirido las destrezas necesarias, tienes que darte de alta en Amazon Afiliados. Tras responder a una serie de preguntas y proporcionar los datos que te piden, lo normal es que te confirmen la admisión y te manden un código de acceso a tu cuenta personal. Con él, accedes también a tu panel de control para generar enlaces y creatividad de los productos, hacer un seguimiento de tu actividad y sus resultados o la cantidad de dinero que llevas acumulado.

2.- Analizar la competencia: Antes de decantarte por recomendar un producto u otro, conviene indagar en Google para comprobar si la competencia en ese nicho es alta. Aquí es donde pones en práctica tus primeros conocimientos SEO que te sirven para saber si ya existen muchas páginas de afiliación sobre ese producto concreto y si la competencia a batir es baja o va muy fuerte.

3.-Estudiar las comisiones: No todos los artículos se comisionan igual, generalmente son los electrónicos, los de salud y belleza y los de moda los mejor pagados, aunque también son los que concentran mayor competencia. En este enlace puedes consultar todas las comisiones que paga Amazon en función del producto.

4.-Empieza a hacer páginas: Si ya has decidido el tipo de artículos que quieres promocionar, crea una página web para cada categoría. Es lo que se conoce como web vertical -especializada- o de nichos de afiliación, que son las que le gustan a Google.

5.- El proceso: Para seguir un ejemplo de página de afiliación hemos seleccionado biodegradable.es , una página creada por Álvaro Sánchez, responsable de Gente invencible y socio de David Moral en el podcast Quédate con el cambio. La página, en la que se especifica que participa del Programa de Afiliados de Amazon Europa, recoge diversos productos biodegradables agrupados en subcategorías de manera que si pinchas, por ejemplo, en bolsas de basura y eliges la que más te interesa, cuando le das al botón de comprar te redirige a la misma oferta en Amazón. Aquí es donde se culmina el proceso de compra. Amazon, gracias a las cookies, sabe que la compra le llega a través de tu página y lo suma a tu cuenta que saldará en dos meses, que es el tiempo que Amazon tarda en pagar tu trabajo. La forma de pago puede ser en metálico o con un cheque regalo de Amazon.

En cuanto al nivel de ingresos, va a estar determinado en gran medida por el tiempo que le dediques y los artículos elegidos, pero para hacernos una idea orientativa David Moral calcula entre un año y medio y dos años de práctica para poder superar los 1.000 euros al mes, si empiezas solo y desde cero. Claro que en internet también te los encuentras que dicen haber facturado 7.000€ en un mes y sin apenas dedicarle tiempo.

6. La inversión: Se realmente estás interesado en un negocio de afiliación, la cantidad de dinero que necesitas para arrancarlo no va a ser el motivo que lo impida. Calcula entre 10 y 15 euros por dominio, unos 100 euros por hosting al año y entre 10 y 80€ por las plantillas de WordPress.

7.- ¿De verdad hace falta probar todos los productos? Pues la verdad es que la inmensa mayoría de los productos que se recomiendan por afiliación no han sido probados previamente por los responsables de la promoción. Esto puede llevarnos a la conclusión de que este sistema tiene las patas cortas, pero lo cierto es que solo los más familiarizados con esto distinguen una página de afiliación de otra que no lo es. No obstante, también aquí entra en juego la honestidad de cada uno.

8.- ¿Cuándo sabes que lo estás haciendo mal? Más fácil saber cuando lo haces bien porque es una cuestión de métricas y conversiones. Sin embargo no cabe aplicar la misma lógica para detectar que lo haces mal porque, como dice David Moral, a veces se da el caso de que tienes la página inactiva durante meses y, de repente, empieza a pitar. En cualquier caso, si la respuesta tarda conviene revisar todo por si acaso has cometido algún error interno o la competencia ha hecho algo que funciona muy bien. Google Analytics también sirve para darte una idea de cómo evoluciona tu página.

9.- Otras plataformas. Aunque ya se ha dicho que es la de Amazon la que desencadena mayor interés, David Moral facilita otras plataformas de afiliación que también pueden ser interesantes como https://www.tradedoubler.com/es, la red de afiliados https://adpump.com/es-es/ o https://www.awin.com/es.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión