¿De verdad tiene Zara necesidad de plagiar a una marca cubana desconocida?

La empresa de Amancio Ortega vuelve a ser noticia por copiar eslóganes de la marca Clandestina

image
Twitter

“Actually I’m in Havana”. Esta es la frase que puedes ver impresa en una de las camisetas de Clandestina, marca de ropa creada por la cubana Idania del Río y la española Leire Fernández en 2015. Pero, ¿es la única marca que lleva pegado este tipo de eslóganes? Recientemente, Zara ha lanzado una nueva colección en la cual una de sus camisetas contiene una frase muy similar: “Mentally I’m in Havana”. ¿Estamos ante un caso de plagio o simplemente es una estrategia de la marca cubana para ganar notoriedad?

Algunos de los clientes de Clandestina foráneos de la isla han subido fotografías en las redes sociales de camisetas de Zara con frases muy similares a las de esta marca. “La más obvia de todas es ‘Actually I’m in Havana’, dice Idania del Rio, diseñadora de la firma. “No es una copia literal, han cambiado una palabra, pero el significado es el mismo. Ellos no han cambiado Havana por Beirut”, ironiza.

image
Getty Images

Para defenderse del supuesto ‘plagio’, Clandestina ha lanzado su propio eslogan en las redes sociales: “Actually, Zarita tienes que parar”. El Grupo Inditex, dueño de Zara, no ha dado ninguna respuesta. ¿Querrá quitarle importancia al asunto? El silencio es a veces la mejor estrategia de defensa.

“Esto es una situación seria que afecta a muchos pequeños emprendedores”, lamenta del Rio. Sus abogados la advirtieron de que un proceso judicial podría ser tedioso. "Zara es muy buena para protegerse de este tipo de demandas, solo agregaría problemas", aclara Fernández. ¿Qué quieren decir estas palabras? ¿Finalmente no habrá demanda? ¿Es entonces una campaña para solamente hacer ruido?

Desconocemos la veracidad de los hechos, pero lo cierto es que este tipo de tácticas benefician a quien promueve la campaña, en este caso a Clandestina. Una táctica que emborrona la imagen de Zara, pero que al ser una firma tan internacional ni siquiera se percibe un daño aparente. Si fuera así, la compañía ya habría lanzado acciones legales para defenderse, pero no ha dicho ni una palabra.

Tras recibir multitud de fotografías donde se evidenciaba un plagio, Clandestina se ha aprovechado de la situación para salir a la luz. Ahora Clandestina no es solo una tienda en el interior de La Habana, sino que es mundialmente conocida gracias a su ingenio. Es demasiado pequeña para competir con Zara, pero ha sabido emplear sus armas para ganar notoriedad, les hayan copiado o no.

Por otro lado, este no es el primer caso que sale a la palestra sobre un plagio de Zara a otra empresa. En 2015, el grupo italiano OTB, dueño de Diesel y Marni, demandó a la marca española por plagio de unas sandalias y unos vaqueros. Después de una larga batalla legal, OTB ganó la guerra. La consecuencia inmediata es que Zara tuvo que retirar los productos del mercado.

¿Quién es Clandestina?

La marca tiene una tienda en el corazón de la capital de Cuba, La Habana. Diariamente recibe docenas de visitantes, siendo una de las tiendas más codiciadas por los turistas. Para adaptarse a la situación de la isla (Embargo de Estados Unidos desde 1962), la firma recicla la ropa e, incluso, a veces vienen de prendas de segunda mano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión