Aprovechar el talento que está ahí fuera

Innovación abierta y wikinomics: así colaboran las pequeñas empresas con las grandes multinacionales

image
moodboard

Innovación abierta

Innovación abierta es un término acuñado por el profesor Hengy W. Chesbrough en el que establece cómo pueden “las grandes empresas resolver sus retos estratégicos utilizando talento externo. Es decir, cuando una empresa tiene retos que no sabe resolver internamente, una manera de tener una respuesta rápida y barata es lanzar un challenge a un ecosistema –startups, instituciones, universidades y centros de I+D– para que me ofrezcan una solución. Es decir, implica abrir la empresa a ese ecosistema y hacer públicos los retos. Se pueden hacer challenges privados pero normalmente cuando la empresa hace innovación abierta no hay vuelta atrás, porque significa que de verdad ha entendido que hoy en día una empresa es mucho más segura protegida por un ecosistema que sola”, explica Antonio Fontanini, Chiel Exponential Officer de Informalia, The Venture y Opinno y profesor de EOI.

“Hoy la innovación abierta es clave porque las grandes empresas están sufriendo una enorme erosión. Antes las empresas tenían una media de 70 años; hoy es de 15 años. Las grandes empresas hoy son como un sándwich donde ellas son el jamón y el queso. Tienen por arriba las GAFAS (Google, Apple, Facebook, Airbnb, Uber, Netflix, Amazon…) que son empresas muy grandes, con millones de clientes muy contentos con la marca, con una experiencia espectacular, y que pueden entrar en cualquier negocio que les apetezca. Negocios maduros dominados por grandes empresas muy lentas, mientras ellas trabajan con la velocidad de la startup. Y por debajo tienen la presión de las startups, que no afectan a toda su cadena de valor, pero sí afectan a cada punto de su cadena de valor. BBVA, por ejemplo, tiene arriba la presión de Google y de Amazon y abajo tiene todas las fintechs (Fintonic, H26, Revolut, etc.). Tienen que adaptarse al mercado y la innovación abierta es clave para eso. El 70% de todas las grandes empresas ha implementado inversiones de este estilo y el 60% lo ha hecho efectivo hace cinco años. Es un sistema muy reciente y de mucha inversión. El 62% de los unicornios, de empresas que valen más de mil millones, han crecido con inversiones corporativas. Una gran empresa que ha invertido en estas startups. ¿Por qué? Porque en momentos como estos donde el capital es muy abundante y muy barato, invertir en innovación es mucho más rentable que invertir en eficiencia. Es decir, por cada 1% de inversión en crecimiento, la inversión te renta cinco o seis veces más que invertir ese 1% en eficiencia. Si eficiencia significa hacer la misma cosa a menor coste”.

Abrirse para llegar al futuro

“Las grandes empresas tienen una necesidad brutal de transformarse y saben mucho del día a día de su negocio pero cuando les pones sobre la mesa retos a futuro que no tienen que ver con la línea de negocio, están perdidos. Piensa en una empresa de automoción como Ford. Desde hace cien años que utiliza el mismo modelo de negocio: hago un coche, motor de gasolina, que tiene dos mil piezas móviles, que necesita un sistema de suministradores muy rico que proveen de las piezas para poder construirlo. Lo fabrico, luego lo vendo a mis franquicias, a las oficinas de Ford que venden mis coches en la calle, la franquicia me lo compra, gana poco dinero, pero gana dinero en el mantenimiento. Cada año o cada equis kilómetros el coche vuelve al taller para que le hagan el mantenimiento. Y te lo compra una persona física. Ese es el modelo actual del mundo del automóvil. El modelo a diez años es el modelo de Tesla. Un coche eléctrico, que no necesita mantenimiento, que tiene 40 piezas móviles, no necesita un ecosistema alrededor, porque los motores eléctricos duran un millón de millas, la empresa lo vende directamente al cliente final, y ese cliente final no será la persona física sino será un fondo de inversión o un ayuntamiento o cosas por el estilo. Cambia completamente el modelo de negocio. Ford sabe construir un nuevo coche de gasolina pero no sabe hacer esto”.

“Clayton M. Christensen, en su libro The Innovator´s dilemma, habla de cómo una empresa grande puede resolver todos los retos que le vienen en un entorno tan complejo. Uno de estos es la innovación abierta, pero no es el único. Hay empresas que deciden hacerlo internamente utilizando startups as a service. O son corporate traders, es decir, cogen una empresa y son sus principales clientes. O bien invierten en una participación o montan una antena en un lugar donde hay mucha innovación como Silicon Valley, Boston, etc. Es decir, todo esto es parte del innovator dilemma y es cómo consigo seguir ganando dinero con mi modelo de negocio actual y responder a los retos que me vendrán en el próximo futuro”.

Wikinomics

Wikinomics es un concepto ligado a la innovación abierta en las organizaciones y al crowdsourcing, la economía colaborativa. En situaciones complejas, buscar la colaboración de muchas pequeñas colaboraciones, buscar la colaboración de mucha gente para tener una visión multifaceta. Algo, que nos permite el uso de la tecnología. También se habla de comunidades colaborativas. Aquí el mejor ejemplo es la Wikipedia. Vamos a crear una enciclopedia pero no la vamos a crear con un grupo de expertos, sino con todo aquel que tenga un cierto conocimiento y se atreva a escribir artículos sobre ello. Esto lo vamos a poner en común y vamos de alguna forma a buscar un sistema de control”, explica Jordi Vinaixa, profesor del Departamento de Dirección General y Estrategia de ESADE y experto en temas de emprendimiento.

“Se habla, además, de distintas tipologías de innovación abierta y crowdsourcing. Unas se ponen bajo el paraguas del concurso, porque tienen un premio. Y otras, se quedan como colaborativas, porque lo que se busca es un reconocimiento o la satisfacción de haber participado en la construcción de algo. Pero en el fondo al final lo que tienes es la aportación de mucha gente que puede tener algo que decir. Hay un proceso de filtrado y muy a menudo también de ir proporcionando información a medida que pongo soluciones y se dan suficientes garantías de seriedad en un sentido amplio, de confidencialidad en algunos casos y de solvencia técnica o científica para ir progresando. Pero en el fondo lo que tenemos es una plataforma donde lo que pedimos es la colaboración de la gente, que aporten su conocimiento, sea para resolver un problema, sea para crear una base de datos de conocimiento que sería Wikipedia.

En el caso de los retos colaborativos que lanzan las empresas dentro de un contexto hay una contrapartida. Si lo que me acabas aportando es bueno para mí, yo estoy dispuesto a pagártelo. Son herramientas potentísimas para generar conocimiento común”.

“Otro elemento importante es la tecnología. Se necesita una plataforma que sea de fácil acceso para proponer soluciones o definiciones nuevas y para acceder a ellas por parte de los usuarios”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión