Oportunidades de negocio por explorar en el ecommerce

Solo el año pasado, el ecommerce movió en España la cifra de 40.000 millones de euros. Sin embargo, aunque esta cantidad pueda interpretarse como un síntoma de madurez, todavía son muchas las vías por explorar y las oportunidades de negocio que ofrece.

image
Pascual Parada

Habló de ello Pascual Parada, director de Desarrollo de Negocio en IEBS, en el transcurso del Entrepreneur Day celebrado el pasado 10 de octubre en Campus Madrid. En una exposición de apenas 20 minutos, no hubo tiempo de abordar a fondo la multitud de oportunidades pendientes todavía de trasladar al ecommerce pero te contamos algunas de las brechas que, según Parada, están todavía abiertas y que tu podrías aprovechar para hacer crecer tu negocio.

Según el tipo de transacción

Que la presencia digital ya no una una opción para las empresas lo ponen de manifiesto estudios como el que apunta que el 68% de los consumidores prefieren visitar una web antes de mantener una relación más profunda con un comercial de ventas. Esto, que los negocios B2C parecen tenerlo claro, no se da tanto cuando se trata de clientes business. Esto es un grave error porque supone desaprovechar oportunidades surgidas de la combinación de distintos modelos: B2B, B2B, C2C, C2B...

“En todos y cada uno de los distintos tipos de transacción hay oportunidades”, afirmó Parada. En el caso de un B2C puro y duro, la clave está en definir un mercado muy de nicho. A título de ejemplo, Parada citó una empresa que va como un tiro a base de fabricar suelas de elevación para zapatillas. “Aquellos que piensen que un mercado de nicho es demasiado pequeño para un país como España, con 47 millones de habitantes, que haga el cálculo de la suma de ese target en todos los demás países y verá que el resultado no es nada despreciable".

No obstante, según este experto, las mayores oportunidades de negocio dentro del ecommerce en este momento se producen en la hibridación, es decir, la mezcla de los distintos canales para llegar el cliente final a través de otras empresas intermediarias derivando en modelos como B2B2C.

El ejemplo que refirió en este caso es el de una empresa de pinturas en Estados Unidos que lanzó una app para el usuario final. Esta, además estaba conectada a Salesforce, que le permitía conectar con pintores profesionales que ejecutasen luego el trabajo, y con la plataforma de ecommerce coverist.com conectada con SAP para el control de inventario de la pintura del fabricante. Así es como el fabricante de pintura logró desarrollar un sistema de conexiones para que el cliente lo tuviera todo desde un único lugar, y todo de forma automatizada, una estrategia que le disparó las ventas.

De lo expuesto hasta ese momento, Parada quiso subrayar tres claves principales:

1.- Reimaginar el valor de tu web para darle una segunda oportunidad, aunque vayas a un canal business. Más importante que las características técnicas de un producto es explicar el problema que resuelve el producto.

2.- Incrementa la experiencia digital que te lleve al crecimiento en referencia a la estrategia a seguir para mejorar el costumer experience para elevar tus datos de ventas y de clientes.

3.- Conectar los problemas que sufren los clientes con las empresas que los solucionan. “Pero no es una relación entre dos, que esto de los negocios va más allá, es también conectar a más intermediarios para aumentar el valor de lo que ofrecemos”.

Según la tecnología

También en el uso de las nuevas tecnologías detecta Parada grandes oportunidades para distinguir nuestro ecommerce de la competencia. “Pensad siempre que la innovación está en el límite de lo tecnológicamente posible y hay que saber descubrir esos límites”, dijo.

Entre las soluciones tecnológicas a las que hizo referencia se encuentran:

-La Realidad Aumentada y la Realidad Virtual (VR), aplicada al ecommerce. En este punto habló de un estudio según el cual, el 71% de los consumidores, afirman que comprarían más si pudiesen ver los productos en realidad aumentada. “Es vender el mismo producto pero con una nueva forma de mostrarlo”. Como ejemplo citó el caso de Sephora, una cadena de cosméticos que permite a los clientes probar, en realidad aumentada, cómo le quedaría un determinado maquillaje antes de adquirirlo.

-Blockchain, una tecnología cuyo uso se relaciona con valores como la transparencia y la confianza gracias a la trazabilidad, además de reducir el coste de las transacciones. Reconoció, no obstante, que a esta tecnología le queda un camino a la madurez mucho más largo que el de la RA o la VR.

-Plataformas de Experiencia Digital también conocidas por las siglas DXP. Consiste, básicamente, en un conjunto integrado de tecnologías que, de forma coordinada, te permiten digitalizar las operaciones de negocio, ofrecer experiencias conectadas a los clientes y reunir datos valiosos de ellos. Es decir, con el ecommerce en el centro, se trata de integrar machine learning, inteligencia artificial, big data, análisis predictivos…que, al final, te permiten no solo la automatización de los procesos sino también la toma de decisiones apoyadas en la realidad de los datos, el business intelligence. Ya al margen, se refirió también este experto a otros factores importantes en el ecommerce como la entrega (delivery) o la relación que generas con tus clientes (engagement).

Según modelo de ingresos

Según el modelo de ingresos los ecommerce pueden acogerse a la tipología de fremium, afiliación, venta directa, suscripción y, más novedoso, de pago aplazado. Next fue el ejemplo al que recurrió en este caso, como uno de los ecommerce pioneros en permitir la adquisición de productos a crédito. De esta forma crean una fuente de ingresos adicional con los intereses de la venta a plazos.

Ahora toca mezclarlo todo

Tras apuntar estas novedosas soluciones que están surgiendo en los ecommerce de todo el mundo, Pascual Parada quiso concluir su intervención con un último consejo: mezclarlo todo. “Tened claro que en el mundo del ecommerce no está todo inventado y que existen oportunidades nada despreciables. Si queréis descubrirlas, mi consejo es que mezcléis todo, trazad líneas que unan distintas tecnologías con nuevos canales de ingreso, con distintas soluciones logísticas u otras cosas que se os ocurran hasta que surja una idea nueva que se pueda ejecutar”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión