Cómo montar un despacho de abogados virtual

Servicios más demandados y las herramientas que te ayudarán a llegar a tus clientes y en la gestión interna del negocio

image
boonchai wedmakawand

“Cualquier abogado ya dispone de muchas herramientas a través de las cuales tiene la posibilidad de convertir su despacho en uno total o parcialmente virtual. Si analizamos la cadena de valor de cualquier servicio jurídico, éste comienza desde que el cliente contacta por primera vez con el despacho, hasta cuando, en su caso, el despacho acaba llevando su asunto ante los tribunales. Y en todo ese proceso ya es posible que el abogado actúe de forma totalmente online”, explica Joaquín Casanovas Sanz, fundador de LaboralClic.

¿Qué debemos tener en cuenta antes de lanzarnos?

Darse a conocer

“En el plano comercial del despacho, existen muchas herramientas especializadas en el sector jurídico (aunque a menudo más enfocadas a despachos de cierto tamaño), y otras más generalistas, que se apoyan en las nuevas tecnologías, y que permiten al abogado ser mucho más eficiente en la ejecución de sus estrategias comerciales. Concretamente, herramientas CRM, incluso adaptadas a sus necesidades concretas, que le permiten mantener una gestión de clientes 100% online y algunas herramientas innovadoras del ámbito del marketing online muy utilizadas como el vídeo, el podcast, o la publicidad pagada en redes sociales (sobre todo Google Ads, o Facebook Ads) permiten acelerar la visibilidad de su despacho y el acceso a nuevos clientes. A estas herramientas comerciales, se les unen las tradicionales páginas web, los perfiles en redes sociales o el inbound marketing o generación de contenidos”.

A la hora de escoger, en el mercado encontrarás “una gran variedad de herramientas generalistas. Desde cualquier plugin basado en tecnología Wordpress para configurar; herramientas de SEO de análisis como Semrush, AHRefsy Serpstato herramientas de email marketing como ActiveCampaign. También cualquier herramienta que te ayude a planificar tu distribución de contenidos en Redes Sociales como Hootsuite, o la utilización de tu blog, vídeo, podcast, live streaming, eventos virtuales, etc. ¿Las más adecuadas? Dependerá de cual vaya a ser tu estrategia. Ej: Si quieres hacer un podcast, te recomiendo que utilices Audacity, para editar los audios. Si vas a hacer vídeos en directo, hay un sinfín de aplicaciones entre las que mencionaría OBS y Restream.io, etc. Son aplicaciones genéricas que se están utilizando en muchos otros sectores y a las que en el sector jurídico, en general, no se les está prestando ninguna atención”, añade Joaquín Casanovas Sanz.

Gestión interna

“Desde el punto de vista de los procesos internos, existen multitud de herramientas de gestión de expedientes judiciales o extrajudiciales, que serán similares a cualquier software de gestión de proyectos adaptado a las necesidades del abogado o procurador. Este sistema permite al abogado trabajar de forma virtual, desde cualquier servidor. Es lo que conocemos vulgarmente como la nube. Estas aplicaciones posibilitan al abogado nuevas formas de interacción 100% online, tanto con sus propios clientes como con otros letrados colaboradores que lleven directamente el asunto, o procuradores en los casos en que éstos sean necesarios”, comenta el fundador de LaboralClic.

Para la gestión interna del despacho “hay desde soluciones personalizadas a herramientas específicas que comercializan las grandes editoriales jurídicas, como Lex On (Lefebvre), Aranzadi Fusion (Aranzadi) , QuoLaw (Vlex), Kleos (Wolterskluwer), etc. Si pensamos en las alternativas más económicas, hablaríamos de soluciones recientes como Nubbius, Iusup , Mnprogram u OfiOnline. Para elegir la correcta debes analizar las funcionalidades que necesita tu despacho”.

Qué servicios ofrecer

“De forma virtual podemos ofrecer un servicio jurídico de asesoramiento online, utilizando herramientas de gestión de reuniones tipo Zoom o Skype para la resolución de problemas. Mediante el formato de reuniones online, el abogado también puede agilizar la prospección de sus clientes potenciales. Y esto permitirá al cliente trasladar toda la información y documentación al letrado, de una forma sencilla y rápida, para recibir un servicio de calidad”.

“También podemos ofrecer un servicio de asesoramiento más continuado en formato online. El abogado puede diseñar un servicio, utilizando las nuevas tecnologías, compuesto por soluciones paquetizadas (envío de informes, reuniones virtuales, consultas online, etc.); todo esto mediante una suscripción mensual, trimestral o anual y ofreciendo diferentes niveles de precio en función del valor añadido aportado”.

“En los últimos años, el Ministerio de Justicia ha desarrollado la plataforma tecnológica Lexnet que obliga a los letrados y procuradores a tramitar todos sus escritos y demandas, y a recibir todas las notificaciones judiciales de forma telemática. Esto permite a estos profesionales del ámbito de la justicia trabajar de forma virtual, limitándose su presencia física en los juzgados a cuando exista dicha necesidad, como en los actos de juicio ante los tribunales de justicia”.

No se trata de sustituir la presencia física por una exclusivamente online, sobre todo si el despacho no es capaz de ofrecer un valor añadido con esa posibilidad. Sin embargo, actualmente existen ya multitud de herramientas que permiten a cualquier abogado trabajar de forma online con el objetivo de ser más eficiente con sus servicios, aportando de forma innegable un valor añadido a sus clientes, tanto internos como externos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión