Santa tecnología: La estrategia digital de la iglesia para atraer feligreses

Un sector lleno de oportunidades en el mundo digital por su baja (de momento) competitividad.

TOPSHOT-VATICAN-RELIGION-POPE-PENANCE
VINCENZO PINTOGetty Images

La iglesia envejece y el número de adeptos también disminuye. Más de un millón de personas han dejado de ir a misa de forma asidua en diez años, según el Centro de Investigaciones Sociológicas(CIS). Pero las nuevas tecnologías pueden abrir una solución para conseguir revertir la situación. Incluso hay cabida para el emprendimiento.

"Al principio no sabíamos realmente qué significaban las redes sociales para la iglesia y caímos en la trampa de simplemente conseguir la cantidad de Me gusta y seguidores en nuestra página de Facebook", revela a la BBC Geraint Harries, especialista en tecnología, sobre una iglesia en Lancashire, Reino Unido.

Eso fue solo en el comienzo, pero más tarde, los feligreses se dieron cuenta que la vía digital resolvía el problema de acudir a misa cuando no podían. "A veces puede ser complicado presentarse en persona a una misa, por lo que conectarse en línea, de forma más anónima, puede facilitar que crezca el número de participantes online", agrega el experto. Según los datos de la iglesia de Lancasshire, el alcance mensual en las redes sociales se ha duplicado de 1,2 millones en 2017 a 2,44 millones en 2018.

Church of England Digital Labs es una plataforma virtual donde los feligreses pueden seguir la actualidad de la Iglesia y las noticias más relevantes de sus parroquias más cercanas. La web tiene la misión de revertir la situación de la iglesia en Inglaterra gracias a Internet.

En paralelo, la tecnología ha resuelto el desafío de las aperturas de las iglesias. Muchas iglesias rurales permanecen cerradas fuera de los servicios programados para disuadir el vandalismo y el crimen. Gracias a un sensor de infrarrojo, la iglesia Revesby St Lawrence en Lincolnshire descubrió que cientos de personas llegaban al lugar sólo para encontrarlo cerrado. En respuesta, la iglesia revisó su horario de apertura.

Gadget y moda en la Iglesia

El Vaticano, junto a la empresa tecnológica Acer, anunció que entraba en el Internet de las Cosas con un "eRosary". Con este invento, el Vaticano pretende atraer a los jóvenes para que se interesen por los rezos tradicionales. Se trata de un dispositivo inteligente que funciona como una especie de Fitbit para la oración, y también como un simple Fitbit. Se activa cuando haces la señal de la cruz y rastrea tus pasos, calorías y ubicación.

Cuando el usuario desee rezar, puede usar la aplicación Click to Pray para elegir un rosario en particular. "Una vez que comienza la oración, la app inteligente realiza un seguimiento de cada rosario completo", según el comunicado de prensa del Vaticano. La aplicación, donde el Papa tiene también un perfil, "conecta a miles de personas alrededor del globo para rezar todos los días. El eRosario Click To Pray también tiene la intención de acompañarlo en sus rutinas diarias para “construir un mundo por la paz".

image
Getty Images

Por otro lado, Nike ha revolucionado a los más adeptos gracias a su nuevo modelo de zapatillas llamadas Jesus Shoes, inspiradas en la religión cristiana. En realidad son el modelo AIR 97s modificadas para este público. La peculiaridad es que tiene inyectada en su suela 60 centímetros cúbicos de agua bendita del río Jordán. Además, un sacerdote ha bendecido el agua para dar todas las santas protecciones al portador.

Las zapatillas están repletas de simbología religiosa y se agotaron en minutos a pesar de costar 1.425 dólares. Están hechas con tejido lana para aludir al cordero de Dios, entre su lengüeta hay un pequeño un cristo crucificado colgando. En el empeine se puede leerse la referencia al versículo de Mateo 14:25 de la biblia, donde Jesús caminó por el agua. También hay una icónica gota de sangre que recuerda el calvario de Jesús momento previos a su muerte.

image
Getty Images

La Iglesia está, poco a poco, entrando en el mundo digital. El Papa Francisco fue el primero con la apertura de su cuenta en Twitter. El obispo Paul Tighe, conocido como el gurú digital del Papa, dijo en una entrevista a El Mundo: “La Iglesia tiene que estar en las redes igual que Jesús en el mercado”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión