‘Reshoring’: la relocalización de las empresas españolas

En la Unión Europea, ya son 208 las compañías que han decidido retornar la producción a sus países de origen (reshoring) o a alguno cercano (nearshoring). ¿Qué hay detrás de este cambio de estrategia?

image
Getty images

Ha dejado de ser una tendencia para convertirse en una realidad. Resulta que cada vez más empresas, cuya producción tenían deslocalizada en otros países (offshoring), están retornando a sus lugares de origen (reshoring) o algún país próximo (nearshoring). En la Unión Europea ya son 208, el 4,8% españolas. ¿Qué hay detrás de este cambio de rumbo?

Las causas

Para el profesor Marcelo Leporati, director del estudio Made in Spain ¿otra vez?, elaborado por la EAE Business School, frente al offshoring -cuyo objetivo es reducir los costes de producción-, en el reshoring o relocalización “prima la generación de valor y las distintas formas de innovación tecnológica en la manufactura, la llamada Industria 4.0”. Este imperativo tecnológico está determinando, según este autor, que las empresas que tienen un grado de innovación tecnológica mayor vuelvan a reubicar sus centros de producción cerca de la matriz, “mientras que las más atrasadas los mantienen en países como China o India”.

De hecho, del total de empresas europeas que han relocalizado, el 26% lo ha hecho por cuestiones tecnológicas, el 38% por motivos de negocio (calidad, tiempos de entrega, defectos, costes, diferencias culturales y problemas de comunicación, señala el estudio) y un 21% debido a los costes que ha generado. Sin olvidar los casos en que los clientes demandan una producción local -una singularidad que se está dando en España-, aunque el principal factor de retorno está motivado por los costes originados por la deslocalización, especialmente en China, la gran fábrica del mundo, de donde procede más de la mitad (56%) de los casos de reshoring en España. Un dato similar al de EE UU, donde 6 de cada 10 empresas que han relocalizado proceden de China, país con el que el Gobierno Trump mantienen una guerra comercial abierta.

Motor de empleo

La cara positiva de este nuevo fenómeno es la generación de empleo en la UE. El 58% de los casos de reshoring y nearshoring proceden de Reino Unido, Francia, Italia, Dinamarca y España. Pues bien, Polonia, Rumania o Portugal (en el caso español) son los nuevos destinos de los centros de producción, países que se están beneficiando de la creación de empleo del reshoring: 14.840 nuevos puestos de trabajo en Europa entre 2014 y 2018, según datos de European Reshoring Monitor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión