Los autónomos extranjeros en el tejido empresarial español

Son mayoritariamente hombres que desarrollan su actividad, sobre todo, en Cataluña, Madrid y Valencia en la hostelería, servicios y construcción.

Autónomos extranjeros
Getty Images

Unas veces por vocación, otras por necesidad ante un mercado laboral que no absorbe toda la demanda, crece el número de extranjeros asentados en España que se ven abocados a engrosar el colectivo de autónomos. En la actualidad, ya representan el 10,27% (174.437) de los 1.698.459 autónomos activos, una pequeña legión que Informa D&B analiza en su estudio Los autónomos extranjeros en el tejido empresarial español, cuyos datos extraemos a continuación:

Por género

El 68,39% de los autónomos extranjeros son hombres y el resto (31,61%) mujeres, una proporción similar -dígito por arriba dígito por abajo- al registro que se da entre los autónomos españoles (64,20% frente a 35,80%, respectivamente).

¿Dónde están?

Por áreas geográficas, los autónomos extranjeros realizan su actividad sobre todo en las comunidades de Cataluña (20,5%), Madrid (16,18%) y Valencia (15,07%), que son también las que acogen mayor población extranjera. En puestos más alejados está Galicia (2,34%), Castilla y León (2,68%), Castilla La Mancha (2,74%) o País Vasco (3,56%). No obstante -señalan desde Informa D&B-, "si observamos la tasa de autónomos extranjeros sobre el total de autónomos en cada región, las comunidades con mayor penetración son Melilla (29,6%), Baleares (20,6%) y Canarias (20,7%)".

¿En qué sectores?

Los autónomos extranjeros desarrollan su actividad en los mismos sectores que sus homólogos españoles. El grueso de ellos (32,11%), en servicios, seguido de la construcción y actividades inmobiliarias (21,88%) y hostelería (19,24%). Encontramos algunas diferencias dentro de la hostelería, donde los autónomos extranjeros están muy presentes en la explotación de bares, así como también en actividades de apoyo a las empresas de servicio y limpieza general de edificios.

Riesgo crediticio

En este apartado, el estudio subraya el mayor riesgo crediticio de los autónomos extranjeros respecto a los españoles: el 81,20% de los primeros están calificados con un riesgo alto o medio alto frente al 54,05% de los autónomos españoles. Este factor, sin duda, limita la capacidad financiera, pero no así su dinamismo, si tenemos en cuenta que el ritmo de crecimiento de los autónomos extranjeros ha sido casi cinco veces superior al total del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) durante el primer semestre del año, según la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión