Makoto Uchida, el teólogo elegido para salvar a Nissan de la tormenta

El nuevo consejero delegado de la marca de automóviles cuenta con un historial atípico en el panorama empresarial nipón

image
Foto: Nissan

La compañía nipona de automóviles pasa por uno de los peores momentos de su historia. Hiroto Saikawa, anterior CEO de la empresa, estimó que tendrían que despedir a 12.500 trabajadores a nivel mundial debido a sus malas cifras financieras. En la presentación de resultados del último trimestre, entre abril y junio, el beneficio neto se situaba en 6.400 millones de yenes (53,1 millones de euros) lo que supone un descenso del 94,5 % respecto al año anterior.

Ante esta situación, Makoto Uchida ha sido nombrado el nuevo CEO de la empresa con el objetivo de forjar un nuevo Nissan. Uchida trae consigo una reputación de seguir estrategias empresariales con sentido y saber qué maniobras generan dinero.

Uchida, graduado en teología, es una figura atípica en el panorama empresarial nipón. Sin duda está menos formado que sus predecesores, Carlos Ghosn era ingeniero y Hiroto Saikawa economista. Los dos antecesores están presuntamente implicados en un programa de salarios irregulares, que llevó a Ghosn a la cárcel durante varios meses.

Eso sí, Uchida se graduó en la Universidad Doshisha de Kioto en 1991, ya sabemos que no es Harvard, pero entre sus aulas han pasado personajes ilustres como el ex primer ministro Uchida Kosai o Gunpei Yokoi, el creador de la consola Game Boy.

En paralelo, Uchida tampoco ha seguido la línea general de los altos directivos japoneses: hacer carrera en una empresa para acabar siendo el directivo de más alto rango. Al contrario, el teólogo llegó a la compañía en 2003 habiendo pasado antes por el conglomerado Nissho Iwai, que en 2004 sería rebautizado como Sojitz tras una fusión empresarial.

Uchida, un pragmático exigente que desconfía de los objetivos numéricos, se enfrenta ahora a una crisis sin precedentes. Como punto de partida, el nuevo consejero delegado de Nissan deberá restaurar la rentabilidad y aumentar las ganancias, para ello se ha estipulado un plan de recuperación que durará hasta 2023. Aunque la opción más viable será la de recortar personal para ahorrar costes.

Asimismo, el nuevo CEO tiene como objetivo prioritario reparar las relaciones con su socio comercial Renault. Uchada ya se encargó en el pasado de la división de compras de la alianza con Renault. Jean-Dominique Senard, presidente de Renault, ha mostrado su satisfacción al conocer el nombramiento de Uchada al frente de Nissan, según Reuters. Por el que este es un punto a favor para mejorar las alianzas con la empresa francesa.

Otras tareas, no menos importantes, son las de reavivar las ventas en Estados Unidos, crear sinergias con el socio Mitsubishi e implementar nueva tecnología electrificada y autónoma. Nissan ha realizado un auto Seppuku (el harakiri o suicidio japonés) de sus dos últimos CEOs y ha elegido por unanimidad a Makoto Uchida para revivir a una empresa que va a la deriva.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión