Sobreendeudamiento y reparadoras de crédito

Alternativas y apoyo para aquellos con dificultades financieras.

image
Resuelve tu Deuda

Para Vanessa, la situación se volvía cada vez más difícil. Las llamadas de cobranza en aumento junto a la imposibilidad de obtener crédito le hicieron creer que no había salida a sus problemas.

Con el fin de mantener su negocio a flote, solicitó préstamos en bancos, logrando así hacer frente al pago de nóminas pero al poco tiempo se volvió necesario recurrir a más financiación para mantenerse al día con esos préstamos.

La famosa "bola de nieve" es un caso frecuente en España, ya sea por trabajo o cuestiones personales, son muchas personas las que recurren al crédito para llegar a fin de mes, sin tener claro de qué modo podrán pagarlos al cumplirse los plazos. En efecto, la tasa de ahorro en el país ha caído a un 4,9% en 2018, el nivel más bajo jamás registrado, solo por encima de Portugal dentro de la eurozona, con un 4,6%.

Con una deuda cada vez más cercana a las seis cifras, Vanessa investigó alternativas para solucionar el sobreendeudamiento sin intensificar el problema. De este modo descubrió la reparación de crédito, un sistema de pagos asequible y sin intereses, en el cual se negocian deudas ingresadas al programa, con el mayor descuento posible.

"Me siento respaldado en la organización de pagos, legalmente y en cuanto a la información proporcionada” afirma Óscar Gutiérrez, cliente de Resuelve tu Deuda que en los últimos seis meses, ha logrado cancelar dos microcréditos, "el afrontar un gasto inesperado, me ha dejado en una situación muy difícil".

El trasfondo de la problemática, en lo relativo a la deuda privada, es en parte una falta de educación financiera en España, y también a nivel global. Según la Encuesta de Competencias Financieras, elaborada por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores, casi la mitad de los adultos no entienden el beneficio del interés compuesto o incluso cómo interpretar su nómina. Esto es especialmente problemático, cuando al enfrentarse a la economía del hogar, no se cuenta con un presupuesto o siquiera información suficiente de cómo y en qué se gasta el dinero.

"Un error común es ver el crédito, especialmente de tarjetas, como un excedente a los ingresos”, indica Ricardo Camarena, director de operaciones de Resuelve tu Deuda España. En el último año de operaciones, la Fintech ha liquidado más de un millón de euros en deudas, mantiene una cartera de dos mil clientes y una operación de noventa empleados y creciendo.

image
Getty Images

Situación crítica

La reparación de crédito es un modelo que existe en Estados Unidos hace treinta años como resultado de la difícil situación económica al final de los ochenta y durante este período, han sido miles de personas que han logrado utilizar este recurso para evitar declararse en bancarrota.

Una vez que una persona se encuentra en impagos por la imposibilidad de cumplir sus obligaciones, son pocas las alternativas que se le presentan. Las más comunes entre ellas siendo liquidar sus bienes, o solicitando un crédito de consolidación de deuda, caso en el cual tal crédito no puede ser adquirido si sus datos se han incluido en ficheros de morosidad. Suele sumarse a la tensión de no poder obtener más crédito, la presión de las constantes llamadas de cobranza, en casos dirigidas a familiares o lugar de trabajo.

Es entonces que las reparadoras de crédito se vuelven una opción interesante, permitiendo en primer lugar generar organización y disciplina con respecto a los pagos, estructura que suele ser especialmente trabajosa para aquellos que sufren el sobreendeudamiento.

Reunir la totalidad de las deudas en un único plan y desentenderse de la negociación completamente, permite a las personas recuperar gran parte de su tranquilidad financiera. Adicionalmente, las reparadoras de crédito ofrecen asistencia y asesoría en cuanto a las llamadas de cobranza, ya que frecuentemente, se reporta en los despachos la utilización de malas prácticas y abuso.

Luego de lidiar con esta difícil situación durante meses, Vanessa logró ver los resultados de su esfuerzo, y recuperar su estabilidad. "No es un camino fácil, pero ahora entiendo que no tiene sentido querer solucionar un crédito con otro crédito", dice. "Me sorprende que sean tan pocas las personas que logran recibir ayuda, y la falta de información que existe".

image
Getty Images

La reparación de crédito no es para todos

Aquellas personas que pueden seguir abonando sus créditos no pueden acogerse al programa. Existen también aquellas personas que buscan soluciones mágicas, sea eliminando sus datos de ficheros de morosidad para solicitar nuevos créditos, sin compromiso a ahorrar o con vicios financieros.

Llegar al punto crítico de desbordarse en las obligaciones y sus pagos, suele tomar meses o incluso años, por lo que solucionar tal situación no será de la noche a la mañana, sino el resultado de una significativa mejora en disciplina y buenos hábitos financieros.

Si tu situación es tal que te podrías beneficiar de recibir asesoría financiera y no sabes cómo avanzar, puedes informarte aquí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión