Ideas imaginativas para ganar clientes

¿Qué te parece hacer descuentos a tus clientes si te pagan al contado? ¿O, aunque seas una minipyme, nombrar un controller que se ocupe de, eso, controlar presupuestos y flujos de caja semanalmente? ¿O involucrar a los responsables comerciales y operativos de cada cliente en el cobro para evitar impagos? ¿Qué te parecen estas otras ideas?

Demos más rápidas que las de tu competencia para convencer antes a tus clientes.

Un proceso de venta no debe requerir una gran inversión si eres capaz de diseñar demostraciones a la medida de forma rápida. Es una medida eficaz que tu potencial cliente va a valorar porque le dará una idea de tu forma de trabajar.

Ofrece licencias con precio y caducidad reducida.

Una opción si trabajas en consultoría tecnológica es esta: ¿Por qué no ofreces licencias con una caducidad y precio reducidos para que la gente comience a utilizar la herramienta? Es una buena estrategia de marketing. Esto ayuda a optimizar la herramienta. Puedes decirles a tus potenciales clientes: úsala, machácala, entiéndela, mira a ver si es útil, devuélveme un feedback de lo que podría mejorar, de los problemas que hayas encontrado, yo te voy a dar una licencia por tres meses por un precio simbólico.

Cobra un porcentaje por anticipado a tus clientes.

Utiliza este argumento: "Al principio, tienes que comprar más caro para que luego resulte más barato. Es necesario correr un riesgo. Luego ya te lo venderé más barato. A lo mejor, al resto del mercado, cuando se lo venda después, será más caro, pero a ti, por comprarlo primero, te voy a dejar mejores precios". Esa técnica también nos ayuda a ponerle precio a las cosas. Primero, más alto. Después, estándar. Al final, se baja el precio o se devuelve lo que se pagó de más. Si no se abona el primer tramo, no se hace el trabajo. Si no se pagan los siguientes, se queda a medias. Para que realmente te pueda resarcir de lo que has pagado de más, te tienes que meter ya en el tercer tramo. Pero tienes que ir pagando al día, si no, estrategias de este tipo, no funcionan.

Deja de trabajar los mercados territorialmente y abórdalos verticalmente.

Entrar en una nueva línea de negocio puede supone fichar a un nuevo product manager, que es necesario (e imprescindible que conozca el sector y que ya tenga conocimiento de las marcas), pero todo lo demás es encajar piezas que ya tenemos: departamento de atención al cliente, logística, marketing, contabilidad... Es juntar piezas, inversión en stock y un responsable de producto.

Conecta tu departamento de producción con el comercial.

En lugar de trabajar en departamentos separados, los ingenieros y los diseñadores deberían estar juntos, y en un elemento cada vez. Cuando ese elemento está a punto para ser probado por los consumidores, se lanza una nueva versión del producto. Así, el equipo, es capaz inmediatamente de evaluar el impacto de su trabajo y su efecto en el mercado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión