Las claves de Metricool para triunfar con el dinero mínimo

50.000 euros de recursos propios y otros 50.000 de un préstamo participativo de Enisa. Este ha sido el único capital que ha necesitado Metricool para posicionarse como una de las startups más exitosas en el entorno del social media.

Equipo de Metricool
Metricool

Además de expertos en ayudar a empresas para optimizar su presencia digital, en Metricool son maestros del bootstrapping. Con los 50.000 euros reunidos entre Laura Montells, Juan Pablo Tejela y la madre del segundo, y un Enisa de 50.000€ que están ya devolviendo, han sido capaces de arrancar una empresa que tiene algo más de tres años; estar en break even a los pocos meses; reunir a una plantilla de quince personas y haber alcanzado 350.000 usuarios -5.000 clientes- de 120 países con un crecimiento del 90% que, en su caso, equivale a un millón de euros de Annual Recurring Revenue.

Pero no acaban ahí los hitos obtenidos por Metricool. La empresa se ha convertido en Partner Premier de Google y el próximo año será uno de los patrocinadores oficiales del Social Media Marketing World, el evento anual más grande de social media del mundo que se celebra en San Diego, California. Con todos estos atributos, la startup se sitúa en el ranking top de las herramientas de social media a escala mundial y sin necesidad de recurrir a financiación externa.

No obstante, a Metricool aún le queda un buen tramo para tocar techo. La idea es seguir creciendo como lo han hecho hasta ahora, sin tener que rendir cuentas a inversores ni forzar la maquinaria. “Una empresa de largo recorrido, que sea estable y rentable. Eso es lo que buscamos” dice Juan Pablo Tejela, el CEO de la compañía. Tampoco entra en su lógica la abundancia de empresas sobrefinanciadas con modelos poco probados. “Entiendo que hay modelos de negocio diferentes al nuestro y empresas que quieran llegar las primeras al mercado para que no les adelante la competencia, pero es que hay equipos que te los encuentras siempre en los eventos buscando rondas de financiación. A mí no me parece motivo de celebración conseguir 2 o 4 millones, es como meterte en una hipoteca. Yo, en esto, soy un poco conservador”.

Defensor, pues, del bootstrapping Tejela desgrana los pasos que han ido dando en Metricool para crear algo que, en su opinión, “es ya un proyecto bonito y estable”.

Los pasos para hacer bootstrapping

-Lo primero, resolver una necesidad. El germen de Metricool hay que buscarlo en la actividad de Laura Montells como bloggera y una necesidad personal. “Vimos que los bloggers eran muy aficionados, pero poco profesionales, así que empezamos desarrollando una herramienta de uso sencillo que les proporcionara métricas sobre el impacto real de sus contenidos”.

-No dejar el trabajo hasta no tener un modelo probado. Tanto Juan Pablo Tejela como Laura Montells son ingenieros informáticos. Antes de montar Metricool trabajaban por cuenta ajena y fue durante los fines de semana y los ratos libres que aprovecharon para hacer sus propios desarrollos. “La sociedad la constituimos en abril de 2016, cuando ya habíamos comprobado que el modelo de negocio podía funcionar. Laura sigue en la empresa, pero yo me despedí cuando Metricool tenía ya unos ingresos recurrentes de 3.000 euros al mes”.

-Al principio, todo gratis. La mejor forma de saber si resuelves un problema real y si aciertas con la solución es dejar que muchos usuarios la prueban de forma gratuita. Ello genera el feedback necesario para valorar el encaje en el mercado e implementar el producto.

-Define el modelo de negocio: Para compensar el servicio gratuito, la startup proporciona suscripciones mensuales para acogerse a los planes premium que proporcionan las funcionalidades más profesionales. En un negocio B2B, Metricool no renuncia a comunicarse con un lenguaje B2C dado que, además de a grandes cuentas, se dirigen también a un target menor, conformado por freelances y pequeñas agencias.

-A fuego lento y con recursos propios. Ya se ha dicho que, en total, fueron 100.000 euros el capital que reunió Metricool para su nacimiento. Aún así, no fue necesario gastarlo todo porque los ingresos llegaron casi de inmediato. “Cuando salimos ya llevábamos dos años invertidos en desarrollo y sabíamos que el producto y el modelo funcionaba porque la gente contrataba las suscripciones”.

-Inbound marketing para darse a conocer. A ellos les funcionó el marketing de contenidos de calidad para darse a conocer en el mercado, pero advierte Tejela de que no siempre es este el camino indicado. “El inbound marketing funciona cuando estás en un negocio donde la gente busca activamente para hacer alguna consulta sobre su área de especialidad. Sin embargo, hay un montón de negocios que la gente no busca porque no saben que existen. Ahí tienes que ir tu a buscar al cliente con otras soluciones”. Además del marketing de contenidos, Metricool se ha dado a conocer participando en eventos relacionados con el marketing digital, dando charlas y algún que otro patrocinio. En cualquier caso sostiene Tejela que el mejor trampolín es conseguir que algún ‘speaker’ profesional o alguien con autoridad, ajeno a la organización, hable bien de tu producto. “En nuestro blog, procuramos hablar poco de nosotros mismos”.

-Una estructura empresarial ligera. Una vez que ya tienes producto, modelo probado y usuarios que te siguen, toca escalar. Ello implica aumentar las funcionalidades y contratar a gente. Las dos primeras contrataciones de Metricool fueron dos becarios de marketing. “Cuando terminaron las prácticas valoramos de forma positiva su trabajo y los integramos en la plantilla como fijos”. El equipo actual de Metricool la componen 15 personas, once en la oficina de Madrid y el resto freelance que se reparten por Alicante, Murcia, Cádiz y Cali (Colombia).

-Aumentar las funcionalidades conforme la demanda. Poco o nada queda ya de aquella primera intención de crear una herramienta de analítica sencilla para los blogger. “Vimos que donde había más oportunidad de negocio y posibilidad de que nos pagaran no era en los blogger, sino en los social media managers y otros profesionales de marketing digital, así que decidimos orientar nuestras soluciones a ellos. Las funcionalidades las hemos ido aumentado a medida que nos las han demandado o cuando detectábamos una nueva necesidad”.

-Mucha escucha y una atención al cliente eficaz. Dice Tejela que a él, lo que más le obsesiona son los usuarios y lo que puedan opinar de Metricool. “Somos muy exigentes con el soporte y la atención al cliente. Atendemos una media de 120 conversaciones al día y procuramos resolver los problemas de forma inmediata. Pero cuando tenemos un crecimiento de conversaciones, yo lo interpreto como un fracaso del software que hay que corregir cuanto antes”.

El crecimiento y la estabilidad

Tejela compara Metricool con un hijo en el sentido de que, en el día a día, no te das cuenta de cuánto crece hasta que no llega alguien y te dice “¡qué grande está ya!”. No obstante, reconoce que, al principio, el crecimiento fue más rápido. Habla de un 10% de clientes más cada mes, si se extrae la media del 20-25% del crecimiento inicial al 6-7% actual. En total son 350.000 usuarios y 5.000 clientes de 120 países que contratan, preferentemente, un plan individual.

En esta línea quiere mantenerse Tejela aunque tampoco ignora la opción de venta. “Nunca se sabe lo que puede pasar y todo tiene un precio. En cualquier caso, lo que hemos construido ya es grande, ya se mueve bastante por sí solo. Si me preguntas esto hace año y medio te digo: pues no creo que quiera comprar nadie la empresa, pero ahora es distinto”. No obstante, prefieren no pensar a futuro y centrarse en el día a día. “Herramientas como Metricool hay muchas y en todos los países, pero no hay dos herramientas iguales. Sabemos que no hemos llegado los primeros ni somos los únicos así que de lo que se trata es de hacerse un hueco e intentar hacerlo un poco mejor que los demás, más adaptado a las necesidades del usuario y hacer branding para construir una marca y que nos conozcan más. Nuestro valor es ir más despacio y atender al usuario mejor que la competencia”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión