Cómo conseguir un certificado de calidad para tu empresa

Una empresa puede aspirar a una gran variedad de normas de certificación con las que avalar procesos, productos...

image

Un valor añadido al servicio del mercado, una herramienta útil que marca las pautas para lograr una óptima gestión empresarial, la llave que abre las puertas de la Administración y de la exportación, una garantía para el consumidor. Estos son algunos de los argumentos que esgrimen tanto las organizaciones certificadoras como las empresas que han obtenido un sello de calidad. En cualquier caso, el cometido de la certificación es declarar públicamente por un tercero neutral e independiente que un producto, proceso o servicio es conforme con requisitos establecidos. Aquí puedes leer cuáles son los principales certificados de calidad que puedes obtener para tu empresa.

Un proceso largo y farragoso

En los procesos de producción de determinados sectores rigen leyes de obligado cumplimiento que son marcadas por la Administración. En otros sectores se exige un menor control y existe una normativa más laxa. Aquí es donde surge el mundo de la certificación de calidad que dispone de normas internacionales, nacionales, autonómicas y sectoriales.

"Aunque puedan ser normas más suaves, hablar de la certificación es adentrarse durante más de un año en una vorágine de siglas y dígitos, de controles y auditorías, en una nomenclatura farragosa y confusa”, según reconocen los expertos consultados.

Opción voluntaria. La adopción de estas normas es voluntaria. Cuando una empresa solicita un certificado de calidad está pidiendo una evaluación en función de unas normas que determinan que esa empresa, producto, proceso o servicio cumple todos los requisitos internacionales de calidad. Si las cumple, obtiene el certificado y su logotipo correspondiente.

Organismos competentes. La obtención depende de una entidad certificadora. En principio, la pauta la marca la familia de las normas ISO conforme al modelo de la Organización Internacional de Normalización (International Standardization Organization). ISO es una red que integra a los institutos de normalización de más de 150 países. Otro organismo a escala internacional es el Comité Europeo de Normalización (CEN), el cual desarrolla trabajos de normalización que cubren todos los sectores técnicos, excepto el sector electrónico, que es competencia del Comité Europeo de Normalización Electrónica (CENELET).

A estas le sigue el referente europeo European Foundation Quality Manage- ment (EFQM), que persigue unos esquemas de calidad total. En España existen las normas UNE (Una Norma Española) de las que, hasta el momento, se han editado más de 25.000 pautas técnicas. La Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor) es el organismo responsable del desarrollo y difusión de éstas. ¿Quién emite esos certificados? La Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor), aunque no es la única, es la entidad líder en certificación en España. Además de ser el miembro español de ISO es el organismo legalmente responsable en España del desarrollo y la difusión de las normas técnicas.

Certificadoras certificadas

Si quieres que tu certificado de calidad surta los efectos perseguidos, lo primero que debes hacer es asegurarte de que la empresa certificadora está acreditada, es decir, que cuenta con un reconocimiento formal de que es competente para certificar.

La Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) es la institución en España con potestad para reconocer la validez de las empresas certificadoras. Es, pues, la encargada de acreditar organismos que realizan actividades de evaluación de la conformidad –laboratorios de ensayo y de calibración, entidades de inspección y de certificación, verificadores– sea cual sea el sector en el que se desarrolle su actividad, tamaño o carácter público o privado.

La empresa que busca un certificador debe tener en cuenta dos factores: por un lado, la competencia técnica del certificador, de manera que el trabajo de evaluación aporte valor a la compañía y, por otro lado, su credibilidad en el mercado. Todos los sellos están homologados pero no todos están acreditados. Para asegurarte de que has elegido a la certificadora adecuada, pídele su propio certificado y comprueba el anexo técnico en el que se delimita el alcance de la acreditación.

El proceso

Si finalmente decides optar a un certificado de calidad por la vía fiable debes saber que te espera al menos un año de grandes esfuerzos. Los certificados de sistemas de gestión más demandados actualmente son los de calidad (conforme a la norma ISO 9001), pero también el ambiental (según la norma ISO 14001) y el que se refiere a la seguridad y salud laboral (especificación Ohsas). Optar a ellos implica para cualquier empresa revisar sus procesos para llegar a una optimización de los mismos. En estos tres casos el camino es similar: la organización solicita el certificado y remite la documentación de su sistema de gestión, que es analizada y comprobada en la empresa solicitante por los auditores. La auditoría de certificación da lugar a un informe para detectar posibles inconformidades. Cuando estas se han corregido se procede a la certificación. En este caso la vigencia del certificado suele ser de tres años sin excluir las auditorías anuales. Cuando lo que se quiere certificar es un producto, al proceso anterior habría que añadir numerosos ensayos y controles de laboratorio. La validez de estos suele ser de entre cuatro y cinco años, dependiendo del artículo y también con inspecciones de seguimiento.

¿Cuánto cuesta?

El coste depende de múltiples factores. Si hablamos de certificación de un producto, hay que tener en cuenta el tipo de ensayos que hay que realizar, el emplazamiento o el tamaño de la fábrica, entre otros. Lo mismo sucede con la certificación de sistemas en función de la complejidad de los mismos. Además, al coste de la propia certificación hay que añadirle otros gastos como los de una consultora que colabore en implantar el sistema de gestión en la empresa o la formación del personal.

MÁS INFORMACIÓN

Todos los certificados de calidad que puedes obtener para mejorar tu negocio

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión