Protocolo familiar, la mejor solución para regular el relevo generacional

Según el estudio 'El relevo generacional en la empresa familiar 2020', de Family Business Solutions

Senior businessman showing cell phone to young businessman
Westend61Getty Images

El protocolo familiar es la herramienta más utilizada por las empresas familiares para regular el relevo generacional y las normas que deben regir la relación familia-empresa-propiedad en el futuro. Esta es la principal conclusión del estudio El relevo generacional en la empresa familiar 2020, elaborado por la consultora Family Business Solutions.

Tras analizar las prácticas de más de 160 familias empresarias, el 83 por ciento usó el protocolo familiar, mientras que los pactos de familia y los pactos sucesorios se utilizaron en bastante menor medida. Otro de los datos de este estudio es que el 65% de las compañías familiares aprovecha el relevo generacional para profesionalizar el negocio, apostando por contratar profesionales no familiares, y para delimitar el papel de la familia en la gestión de la compañía.

Mejor reforzada

Ricard Agustín, director de Family Business Solutions y consultor de empresas familiares, hace hincapié en que el relevo es una gran oportunidad para que la compañía salga reforzada y recomienda a aquellas familias empresarias que todavía no se han profesionalizado caminar en esta dirección.

De media, el 80 por ciento de las empresas familiares que han elaborado un protocolo familiar han aprovechado el proceso de relevo generacional para poner en marcha órganos de gobierno empresariales o familiares, un primer paso hacia la profesionalización del negocio. Concretamente, el 71 por ciento de las empresas familiares en transición de primera a segunda generación y el 98 por ciento de las compañías que se encontraban en generaciones más avanzadas han implantado estos órganos.

Primera y segunda generación

Entre las familias empresarias analizadas se ha detectado un fuerte compromiso por parte de los familiares con el cumplimiento del protocolo familiar. Así, pasado el primer año a partir de la firma del protocolo familiar, el 60 por ciento de las familias lo utiliza como herramienta de trabajo en los órganos de gobierno. Esta cifra es superior al 90 por ciento en las empresas que se encuentran a partir de la segunda generación familiar.

Además, el 95 por ciento de familias ha elevado el protocolo familiar a público y el 90 por ciento ha adecuado los estatutos y elaborado los testamentos según lo pactado en él. En este proceso, en un 40 por ciento de los casos, la familia ha descubierto que tenía cláusulas en los estatutos distintas a lo que pensaba, especialmente, en lo referente a transmisiones.

Según Family Business Solutions, "los datos extraídos demuestran que existe una correlación directa entre contar con soporte externo durante el proceso de relevo generacional por parte de profesionales especializados y tener éxito en la transmisión del negocio a la siguiente generación".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión