Mastodon. ¿La red que se beneficia del éxodo de Twitter?

Argumentando una censura silenciosa y el endurecimiento de su política de privacidad, cada vez son más los usuarios de Twitter que deciden pasarse a Mastodon.

 
Getty

Cada vez son más los políticos que convierten Twitter en un campo de batalla. Basta con repasar en la red determinados comentarios de la última campaña electoral. Pero, según algunos, la red ejerce una especie de censura silenciosa y si, hace unos meses, este sesgo lo acusaban los simpatizantes de ideologías de ‘derechas’, ahora son los de 'la izquierda' quienes se lamentan.

Al margen de que el cruce de acusaciones sea o no cierto, Twitter anunció un endurecimiento de su política de privacidad para 2020. Ello ha provocado que algunos desencantados anuncien su éxodo a Mastodon, otra red social lanzada en 2016 y de apariencia similar a la de Twitter. Ya en 2018 se habló de una migración parecida de tuiteros para combatir la supuesta censura, pero la verdad es que, con 4,4 millones de usuarios, a la red del mastodonte le queda un buen trecho para alcanzar a la del pajarito, con 328 millones activos en septiembre de 2019.

Principales diferencias

Mastodon se autopresenta como una red social libre y descentralizada de microblogging que se propone devolver el poder de las redes sociales a los usuarios. “Todo en una plataforma de propiedad comunitaria y sin publicidad”, afirman en la web. Se trata de una red federada compuesta por distintas instancias o subredes. Así, mientras que Twitter dispone de un software típico como plataforma de servicio, Mastodon es una federación descentralizada de servidores. De aquí que algunos se refieran a ella como red de redes o nicho de alianzas entre servidores que mantienen unas ideas en común

Los usuarios pueden crear diferentes servidores, a los que se les llama instancias o comunidades. Estas instancias permiten escribir mensajes para que solo sean leídos y compartidos por sus integrantes pero también otros que puedan leerse en todas las instancias federadas que componen Mastodon. Los administradores de cada servidor deciden qué normas seguir y a qué otros servidores se unen para que se comparta entre todos ellos la información.

Ya a título más anecdótico, decir que en Mastodon no se habla de ‘tuits’ sino de ‘toots’ y, en lugar de retuitear, lo que haces es ‘retootear’. En cualquier caso, no son incompatibles. De hecho numerosos usuarios aprovechan su cuenta en Twitter para anunciar la nueva que han abierto en Mastodon porque esa es otra de sus diferencias: que los seguidores que reúnes en Twitter se ven más que menguados en Mastodon, motivo por el cual los usuarios siguen optando por la primera cuando la intención es comunicar algo de cierto impacto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión