Cinco grandes beneficios del humor para que los equipos sean más eficaces

Según Sergio de la Calle, autor de 'Lidera con sentido del humor'

Businesswomen laughing in the office
MATJAZ SLANICGetty Images

"Poco después de asumir mi primer puesto con responsabilidad sobre equipos, mi por entonces jefe me llamó al despacho y me dijo: Sergio, en las reuniones de estatus que tienes los lunes a primera hora con tu equipo, se oyen las risas en toda la planta. Yo, inocente de mí, creí que me iba a felicitar, pero no fue así, sino que me espetó: ¿A qué viene eso? Eres su jefe, no su amigo. Se van a creer que os estáis tocando las narices Te van a perder el respeto". Recuerda Sergio de la Calle, en su libro Lidera con sentido del humor, de Plataforma Editorial, donde afirma que los equipos más eficaces se divierten trabajando.

¿Y cómo acabó aquel episodio? "¿Qué podía hacer yo en esa situación? ¿Bajar el nivel?¿No introducir humor en las reuniones? ¿Tal vez pedir a mis colaboradores que se rieran más bajo? Lo que hice fue cambiarme de planta". De la Calle considera que en esos casos es imposible discutir con alguien que tiene un paradigma tan férreo en su forma de concebir el trabajo. "Tratar de convencerlo habría sido una pérdida de tiempo. Podría haberle explicado que había empezado a usar el humor porque reducía la brecha jerárquica con el equipo y fomentaba la cercanía. Y que poco después me di cuenta que el humor permitía a los miembros del equipo hablar más honestamente de temas espinosos, quitaba hierro a los conflictos del día a día, hacía aflorar la creatividad y otros beneficios".

Este autor reconoce que algunos reducen los beneficios del humor únicamente a crear un ambiente distendido y relajado en el que la gente se divierta trabajando. "Pero es una visión reducionista. El humor es más que la diversión en sí misma; representa una herramienta multifuncional que puede utilizarse para lograr muchos objetivos". Este experto considera que los beneficios del humor son tan colectivos como individuales, tan orientados al desempeño grupal como al individual.

Así, De la Calle identifica cinco grandes beneficios del humor en el mundo profesional:

1. Eleva el impacto en la comunicación y el aprendizaje

"El uso selectivo del humor ayuda sin duda a captar la atención de la audiencia, sean jefes, pares o colaboradores, a vehicular contenidos complejos y a la memorización de mensajes clave. Además, el humor conlleva una ruptura cognitiva que permite a los alumnos asimilar mejor la información y contribuye a su retención".

2. Facilita la negociación y la gestión del conflicto

"Es, sobre todo, en las situaciones de mayor tensión cuando el sentido del humor cobra todo su sentido. Al reír juntos, ambas partes reconocen la parte absurda que encierra todo conflicto, lo que posibilita el entendimiento y hace patente el reconocimiento mutuo de la dependencia y la vulnerabilidad compartidas, así como la absoluta falta de control de la situación de ambas partes. Pero, a pesar de todo, si nos reímos, es que debe de haber una solución en alguna parte. Por eso, uno de los lugares más sorprendentes y efectivos para el humor está alrededor de una mesa de negociación, ya que la laxitud que sentimos tras reírnos ayuda a inhibir la respuesta agresiva".

3. Fomenta la creatividad

"Si ríes mientras resuelves un problema, aumenta el pensamiento creativo y, en consecuencia, la probabilidad de resolverlo. Los estudios de neurociencia han revelado que el humor activa el sistema de recompensa de la dopamina y los estudios cognitivos confirman que esta sustancia es importante tanto para la memoria a largo plazo como para la motivación de conseguir objetivos a corto. Igualmente, la producción de catecolaminas implicadas en el acto de reír promueve funciones mentales como el aumento de la respuesta interpersonal y la concentración. Ambas cosas hacen que, en presencia de emociones positivas, las personas accedan más fácilmente al pensamiento imaginativo y generen respuestas que permiten ver un problema más objetivamente".

4. Facilita la honestidad y la autenticidad

"El humor reduce la brecha jerárquica y ayuda a acercarte más rápidamente a tus colaboradores. El humor es la herramienta perfecta para hacer autocrítica. Junto a la autenticidad y la honestidad está la humildad, que es la capacidad de presentarte como un igual y reconocer tus fallos. En ocasiones, los líderes se esfuerzan mucho en aparentar saberlo todo y no tener fisuras. No quieren dejar de dar respuesta, no vaya a ser que se interprete como signo de debilidad. Y, a veces, la mejor respuesta es un no lo sé".

5. Reduce el estrés y aumenta la resiliencia

"El nuevo entorno hace que las malas noticias sean el pan nuestro de cada día. Si se cumplen los ingresos, se incumple el margen, si fallas en el ebitda… todas esas pequeñas incomodidades que nos ocurren todos y cada uno de los días, acumuladas, pueden sacarnos de quicio. En ese entorno, ¿es lícito usar el humor? Para mí es, sobre todo, el bote salvavidas que me permite lidiar con las vilezas cotidianas del entorno laboral. El humor reduce las hormonas del estrés y la risa reestablece el equilibrio entre el sistema simpático y el parasimpático e inclina la balanza hacia el sistema parasimpático, encargado de mantener un estado corporal de descanso o relajación. Cuando ríes, no puedes estar estresado".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión