“La idea es importante; Su ejecución, esencial”

“En 1996, se abrió un portal que se llamaba Classmates.com. Si hoy miramos Facebook, es exactamente lo mismo que aquel: una red que interconecta gente. Es la misma idea que tuvo un tipo en Wisconsin en 1996. Lo diferencial fue cómo se ejecutó. Yo conocí Classmates.com y, desafortunadamente, no me vino a la cabeza que se podría hacer mejor y crear Facebook. Decenas de miles de personas vimos esa idea muy interesante, pero pocos lograron valorar la trascendencia que podría tener con un desarrollo mucho más afortunado y mejor financiado”, explica.

Además, toda idea es susceptible de evolucionar según sople el viento del mercado. “Lanetro quería ser guía de restaurante y Páginas Amarillas, pero se reconvirtió para acabar ganando dinero siendo una gran empresa de sms premium. Cuando se creó, en 1996, ni siquiera existían los sms premium. La ideal inicial tiene que evolucionar buscando las salidas comerciales y las grietas de negocio de cada momento. Aunque tengas una idea de un millón de dólares, al final te la van a copiar cuando salga a la calle. Hay emprendedores obsesionados con esconder su idea como si fuese su patrimonio personal”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión