Moratorias, aplazamientos tributarios y créditos para las pymes

Aplazamiento de obligaciones tributarias para las pymes y una línea especial de crédito a través del ICO para los sectores de Turismo, Hostelería y Transporte, son algunas de las medidas incluidas en el paquete económico del plan de choque ante el COVID-19.

image
Moncloa

Una de las cosas que ha insistido en subrayar el presidente, Pedro Sánchez, es que se trata de un primer paquete de medidas urgentes, por lo que cabe esperar otras ulteriores que se irán aprobando conforme evolucione la crisis sanitaria y vaya manteniendo reuniones con los distintos agentes sociales, una de las cuales está prevista para esta tarde a través de videoconferencia.

Hizo también Sánchez un llamamientos a los representantes de las distintas fuerzas políticas urgiéndoles a la aprobación de unos nuevos Presupuestos Generales del Estado que si antes ya iban a tener un fuerte carácter social “ahora van a ser extresociales”, advirtió.

En lo que respecta al paquete de medidas económicas anunciadas, estas son las principales:

-Aplazamiento de obligaciones tributarias. El Gobierno otorgará aplazamientos y fraccionamientos de las deudas tributarias a las empresas con la Administración por un plazo de seis meses, sin recargos ni intereses. La adopción de esta medida la tradujo Pedro Sánchez en una aportación 14.000 millones de liquidez para la economía.

-Los sectores turístico, hostelero y transporte. Con un miramiento especial a estos sectores por ser los que más están notando los efectos de la crisis sanitaria hasta ahora, el presidente del Gobierno ha anunciado una ayuda por valor de 400 millones de euros que serán gestionados a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y una línea de crédito especial.

-Flexibilidad y teletrabajo. También ha hecho un llamamiento a las empresas para que faciliten la flexibilidad laboral y el teletrabajo cuando sea posible,

-Ayudas a las familias que deban atender a los hijos a causa de los centros clausurados y ayudas especiales en los casos más vulnerables, sin llegar a especificar cuantías.

-Libertad de contrataciones públicas. La administración podrá contratar el personal que considere necesario ante la situación de “emergencia”. Por otro lado, los trabajadores públicos en aislamiento cobrarán su salario al completo.

-Regulación de precios del mercado en determinados productos para evitar precios abusivos. “El Gobierno podrá regular los precios de los medicamentos y material sanitario, fijando si es necesario precios máximos”, dijo.

Ya en el capítulo sanitario, se adelantarán 2.800 millones de euros a las comunidades autónomas para que puedan hacer frente a los gastos sanitarios derivados del brote de la enfermedad.

Las reivindicaciones de los agentes sociales

Horas antes de que Pedro Sánchez hiciera públicas éstas medidas, se ha difundido un documento consensuado por los agentes sociales que suscriben CEPYME, CEOE, CCOO y UGT. El documento propone un conjunto de medidas y recursos extraordinarios para hacer frente a la situación que “permitan la mayor indemnidad posible para las personas trabajadoras y las empresas con el fin de proteger el empleo y la actividad económica”, afirman, advirtiendo de que “estos fondos adicionales no deben computarse a efectos de determinar la senda de cumplimiento del déficit público que se deriva del Pacto de Estabilidad y Crecimiento aprobados en las Cortes a través del techo de gasto para 2020 y 2021”.

Más específico, el primer punto que abordan es una nueva regulación de los ERTEs (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), “incidiendo, de manera muy particular, en la causalidad vinculada a los efectos de coronavirus, la simplificación de los procedimientos y el acortamiento de los plazos de resolución dentro de la necesaria seguridad jurídica”.

Prosigue el documento diciendo que “las medidas aportadas por las Administraciones por motivo de salud pública, entre otras, el cierre de centros y la cancelación de actividades, las restricciones a la movilidad de las personas o mercancías, el aislamiento para evitar el contagio o la carencia de suministros, entre otros, podrán justificar los ERTE por fuerza mayor”.

Otras propuestas son la protección de los trabajadores fijos discontinuos; atender el cierre de centros escolares, centros de día y las restricciones de movilidad; y facilitar el teletrabajo entendiendo cumplida con carácter excepcional la obligación de las empresas de evaluar los riesgos con la autoevaluación realizada voluntariamente por el propio trabajador.

Los autónomos

Si los autónomos tenían puesta alguna expectativa en la comparecencia de hoy, tendrán que esperar porque poco o apenas nada se ha dicho de ellos. Entre las medidas que se habían comentado estos días que podrían aprobarse para este colectivo destacan el acceso al desempleo o la supresión del pago de las cuotas a las Seguridad Social por espacio de tres meses en caso de ser perjudicados por el coronavirus.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión