Entidades financieras

En los bancos también encontrarás productos específicos para operaciones de import/export

Es la principal opción cuando se trata de financiar operaciones de exportación. “Los bancos españoles que cuentan con establecimientos en los países con los que se comercie suelen ser los más competitivos”, explica el presidente de Acocex, Miguel Ángel Martín. Estos son los principales instrumentos:

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Crédito documentario. Puede ser a la vista –el banco del importador paga al contado al presentar la documentación– o tras el transcurso del plazo pactado. También es interesante la modalidad back to back, donde la apertura de un crédito documentario a favor del exportador permite abrir otro para el pago a proveedores.

Condiciones. Suele tener una comisión de apertura entre el 1% y 1,2%, además de una comisión por pago diferido de alrededor del 0,2%. En ocasiones, se pueden cargar comisiones de estudio. Además, son aplicables comisiones de modificación, notificación, etc.

Forfaiting. Es un recurso financiero por el que el banco compra al exportador una letra, pagaré o carta de crédito, es decir, documentos con carácter ejecutivo. En el momento de la compra, el banco adelanta a la empresa los fondos, cobrando al importador o al banco emisor de la carta de crédito cuando venza el plazo del documento. Se suele emplear para financiar la venta de bienes de equipo.

Factoring. Fórmula muy similar a la anterior, sólo que lo cedido son generalmente facturas. Se emplea sobre todo para financiar exportaciones de bienes de consumo con plazo de 90 a 180 días, permitiendo disponer por anticipado del importe de dichas facturas. Puede ser con o sin recurso, dependiendo de si cubre el riesgo crediticio. También puede cubrir el riesgo de cambio si es una operación en divisas.

Condiciones. La entidad fija una comisión e intereses, variando bastante entre las distintas entidades. La comisión responde a los gastos en los que incurre la entidad y el riesgo que habrá asumir y se establece como un porcentaje de lo cobrado al importador. Por tanto, varía en función de cada operación, oscilando entre el 0,5% y el 3% del nominal del crédito. Y el interés responde al costo financiero que supone el anticipo de los fondos, por lo que depende del importe y del plazo. Se sitúa entre el 2% y 4% por encima del aplicado en operaciones de descuentos comerciales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ventajas e inconvenientes. La ventaja es que “los trámites son más rápidos. Si la empresa ya es cliente, el plazo no debe ser superior a 15 días”, reseña Martín. Respecto al crédito documentario, destaca la seguridad que ofrece para ambas partes. En cuanto a forfaiting y factoring, lo más interesante es que “el exportador cuenta con total liquidez, pues convierte una venta a plazo en una al contado para financiar íntegramente la operación comercial y sin consumir líneas de crédito”, explica Conrad García, socio de Lince Consulting.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Finanzas