Bolsas de EE UU y Europa

Vuelve la renta variable. Aun cuando la economía (en Europa y EE UU) sigue débil, el que esté tocando suelo aconseja entrar en la bolsas y olvidarse de la renta fija soberana, los depósitos y el inmobiliario en España.

Ante la perspectiva de ese ciclo alcista en las bolsas (que se iniciaría entre abril y julio del año que viene), ¿en que mercados hay que estar? ¿Europa o Estados Unidos? Por extraño que parezca, ya que EE UU crecerá en 2013 al 2,1% y Europa al 0,5%, los expertos recomiendan las bolsas europeas antes que las norteamericanas: porque están más baratas y tendrían mayor recorrido. “Mientras las europeas cotizan a niveles de 11 veces los beneficios, las de EE UU lo hace a 13“, explica Luis Sánchez de Lamadrid, director general de Pictet Wealth Management en España.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Buenos fundamentos. Además, las empresas europeas han reestructurado deuda, se han concentrado estratégicamente y han ampliado su presencia en el mundo durante la crisis. Y no es que las estadounidenses no hayan hecho sus deberes, sino que los tres grandes índices de Nueva York (S&P;, Dow Jones y Nasdaq) han subido tanto que es más probable que se den un respiro en los próximos meses. Para Eduardo Vicho, jefe de Análisis de M&m; Capital Markets, “el Nasdaq está en niveles que no se veían desde el 2000, un hecho insólito”.

Expectativas optimistas. Cierto que se esperan para el 2013 fuertes aumentos de facturación y beneficios en las empresas de los dos lados del Atlántico, pero esas ganancias vendrán de los mercados emergentes, que crecerán, según el FMI, entre el 4% y el 8%. Ganan, de todos modos, los valores europeos, ya que, apunta Vicho, “los inversores americanos exigen, para comprar, incrementos trimestrales superiores a los que se piden desde Europa”. Hay que cuidarse, por último del peligro que representa el ‘fiscal cliff’ (la eliminación automática de las deducciones fiscales de la era Bush).

Publicidad - Sigue leyendo debajo