Kazajistán, una segunda oportunidad para el ladrillo español

El elevado gasto público del Gobierno kazajo para urbanizar y modernizar el país, sumado al crecimiento económico del país, convierten a Kazajistán en un claro foco de interés para las constructoras españolas.

Treinta y cinco empresas españolas están al cierre de esta edición camino a Astana, capital de Kazajistán. Forman parte de una delegación organizada por el ICEX que se reunirá con 120 empresas kazajas de sectores de energía, infraestructuras y medio ambiente, tres de los sectores de inversión con mayor atractivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Es el segundo viaje exploratorio en menos de un año a este país asiático, que se ha descubierto al resto del mundo en los últimos años como una clara oportunidad de inversión para las empresas extranjeras y una economía que viene creciendo desde 2006 gracias a la exportación de petróleo y materias primas, su principal fuente de ingresos. En 2012, su PIB creció un 5,2% y las estimaciones para el periodo 2013-2017 están entre el 6-7,6%

Kazajistán tiene puesto el cartel de Está en construcción. El proceso de urbanización de las ciudades y modernización de infraestructuras está abriendo el apetito de las empresas extranjeras que cada vez en más número aterrizan en el Aeropuerto Internacional de Astana, la capital.
Astana acoge la expo
Las oportunidades en el sector de la construcción abarcan todo tipo de proyectos, desde aeropuertos como el de Kenderly, a plantas de cemento, refinerías, fábricas, viveros, plantas eléctricas y de producción, cuando no directamente la construcción de viviendas en las principales ciudades, como es el caso de Almaty.

Un factor externo ha venido a acelerar la inversión pública destinada a mejorar las infraestructuras: la elección de Astana para la Expo de 2017. Y es que mientras en España el ladrillo languidece, en Kazajistán resplandece, lo que debería desviar la atención de las constructoras españolas y consultoras inmobiliarias a esta parte del mundo. Bien es cierto que la gran mayoría de los proyectos están vinculados a los sectores estrella de la economía kazaja, abiertos también a la inversión extranjera aunque con ciertas restricciones, como la industria química, petrolera y de procesamiento de recursos naturales y materias primas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para abrir apetito constructor, mencionamos algunas licitaciones abiertas en estos momentos, pero hay más (www.kaznexinvest.kz):

- Clúster para el procesamiento de productos animales, acorde al estandar halal (el 70% de la población es musulmana). Inversión: 18 millones de dólares. Incluye La construcción de una planta de proceso de carne en las cercanías de Aktobe.
- Construcción de cuatro ciudades dormitorios en Almaty. El coste de este proyecto es de 23.820.000 dólares. La inversión directa será del 74% del coste (17.730.000 dólares). El resto va a cuenta de los Presupuestos del Estado.

¿Más oportunidades? Además, los proyectos de extracción de materias primas y petrolíferos van ligados a otros de gestión medio ambiental para minimizar el impacto de esas industrias. De la misma manera, la construcción está generando oportunidades comerciales a sectores auxiliares, como cerámica donde algunas empresas españolas pioneras como Alcalagres exportan sus productos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión