Otras oportunidades de negocio en Kazajistán

El de la construcción no es el único sector de interés para las empresas españolas. La industria agoalimentaria apenas está desarrollada.

El Gobierno kazajo quiere romper la dependencia derivada de la importación de productos alimentarios y mejorar la calidad de los propios. No es un brindis al sol. Estas inversiones va acompañadas de ventajas arancelarias.

Los servicios y el comercio son sectores también en expansión al calor de un consumo creciente parejo al incremento de la renta per cápita. No faltan ahí franquicias españolas como Mango, Tous, Bershka, Zara y Adolfo Domínguez. Pero de todos los sectores, la construcción tiene su segunda oportunidad en Kazajistán.

Un marco inversor muy favorable
Kazajistán es un país que se está consruyendo en todos los sentidos. El proceso de liberalización y privatización de la economía iniciado hace 10 años sigue en marcha en una economía con un fuerte peso del sector público en el PIB (un 27%). Junto al gasto público, muchas oportunidades de negocio en Kazajistán van acompañadas de financiación bialeral o multilateral: el Banco Asiático de Desarrollo, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, el Banco Mundial y la Unión Europea están cofinanciando numerosos proyectos.

La construcción de un marco inversor favorable se verá rubricado con el ingreso del país en la Organización Mundial del Comercio (OMC), algo que está previsto ocurra este año. Recientemente el ministro de Integración Económica kazajo, Zhanar Aitzhanova, avanzaba la intención de su Gobierno de completar todas las negociaciones en la primera mitad de este año. Según un reciente estudio de Ernst & Young (E&Y;), recogido por el ICEX, el 85% de los inversores que operan en este país considera que es el más atractivo para hacer negocios de todos los que integran la CIS.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión